Evacuadas 3,925 personas en Guatemala por erupción de volcán

Evacuadas 3,925 personas en Guatemala por erupción de volcán

Los evacuados del área del Volcán de Fuego llegan a un refugio de emergencia en Escuintla, Guatemala, temprano el lunes 19 de noviembre de 2018 después de una nueva erupción del coloso. (AP Foto/Moises Castillo)

Por SONIA PÉREZ D.,  Associated Press

CIUDAD DE GUATEMALA, Guatemala — Unas 3,925 personas fueron evacuadas entre la noche del domingo y la madrugada del lunes en Guatemala tras una nueva actividad del volcán de Fuego, que en junio pasado registró una violenta erupción que mató a 194 personas y dejó a centenares de desaparecidos en la nación centroamericana.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) dijo que la mayoría de los evacuados son del departamento de Escuintla. El coloso, de 3,764 metros de altura, se ubica entre los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez, en la zona centro-sur del país, y es uno de los tres colosos que mantienen actividad eruptiva.

Walter Monroy, subsecretario de gestión de riesgo, dijo en conferencia de prensa que se habilitaron cuatro albergues en varios departamentos para atender a los evacuados. La ruta Nacional 14, que bordea el área, fue cerrada a circulación.

La Conred dijo que diez comunidades de los tres departamentos en los que se ubica el volcán fueron llamadas a evacuar debido a que están asentadas en las faldas del macizo, que la madrugada del lunes lanzaba lava hasta a 600 metros de su cráter.

Unas 76,145 personas habrían sido afectadas por la quinta fase eruptiva del volcán en lo que va del año, dijo la Conred.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) explicó que del volcán emana flujo piroclástico (material incandescente que incluye agua, piedras, palos) que ha descendido a una de las laderas del volcán, con retumbos, explosiones moderadas y fuertes.

“Las explosiones que son moderadas y fuertes generan una columna a una altura de 5,200 metros sobre el nivel del mar (17,060 pies) en las direcciones oeste, suroeste y noreste”, detalló el Insivumeh. Agregó que también se ha dispersado ceniza y que la lava se eleva a entre 500 y 600 metros sobre el cráter.

El coloso registró una violenta erupción el 3 de junio matando a 194 personas y dejando por lo menos 234 desaparecidos, aunque organizaciones de apoyo a las comunidades insisten en que hay miles de extraviados.

La comunidad de San Miguel Los Lotes perdió a casi todos sus habitantes durante la erupción cuando familias enteras habrían sido sepultadas o carbonizadas a raíz de la actividad.

Guatemala: sube a 332 cifra de desaparecidos por erupción

Algunos árboles aún están de pie cerca de la lava expulsada por el Volcán de Fuego en San Miguel Los Lotes, Guatemala, el viernes 15 de junio de 2018. El miércoles 4 de julio de 2018 las autoridades guatemaltecas aumentaron de 197 a 332 el número de personas desaparecidas tras la erupción del volcán. (AP Foto/Rodrigo Abd)

Por SONIA PÉREZ D.

CIUDAD DE GUATEMALA, Guatemala (AP) — La cifra de personas desaparecidas tras la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala se elevó el miércoles de 197 a 332.

En un comunicado de prensa la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED) dijo que el número subió “luego de revisar 176,144 registros de diferentes entidades y verificar los listados de personas que se encuentran en los albergues” habilitados.

El Volcán de Fuego, ubicado entre los departamentos de Escuintla, Chimaltenango y Sacatepéquez en la zona sur y centro del país, hizo erupción el 3 de junio dejando 113 personas fallecidas de las que han sido identificadas solo 85.

Varias comunidades desaparecieron y más de 1.7 millón de personas resultaron afectadas.

Entre las instituciones con las que la CONRED cotejó la información están la Cruz Roja Guatemalteca, el Instituto Nacional de Estadística, el Registro Nacional de Personas, la Procuraduría General de la Nación, la Empresa Eléctrica, el Ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses.

Sin embargo, la organización Antigua al Rescate, que ha colaborado en las labores de ayuda en la zona devastada por la erupción, dijo en conferencia de prensa que la cifra de muertos es mucho más alta que la anunciada por las autoridades y elevó el número a unos 2,900. Según la organización, ese número es resultado de investigaciones propias y entrevistas a los afectados en albergues, especialmente a los habitantes de San Miguel Los Lotes, comunidad que desapareció tras la erupción.

David de León, vocero de la CONRED dijo en un mensaje de texto que respetaba los comentarios sobre el número de desaparecidos, pero mantuvo la cifra de 332 como oficial.

“Es importante conocer la base o fuentes que sirvieron para determinar la cifra que dieron a conocer”. También pidió que la organización se acerque a la mesa multisectorial de recuperación, que determina los pasos a seguir tras la erupción, para cotejar datos.

Cuatro días después de la tragedia las autoridades ordenaron detener la búsqueda de sobrevivientes y restos para reanudarla días más tarde por presión de sus familiares, pero a las dos semanas pusieron fin a la tarea, por lo que decenas de familiares aún buscan a sus seres queridos con pequeñas herramientas entre miles de toneladas de material volcánico que soterró las viviendas.

El 26 de junio la CONRED catalogó como inhabitable y de alto riesgo a por lo menos 178 comunidades entre pequeños caseríos, aldeas, fincas y colonias que rodean al volcán debido a la actividad que mantiene y recomendó de manera urgente que las autoridades tomen medidas para proteger la vida de los habitantes de las zonas en riesgo.

Actualmente más de 3,600 personas se encuentran en albergues temporales construidos por autoridades locales y organizaciones caritativas.

Guatemala: lluvias y lahar dificultan tareas de rescate

Bomberos y policías abandonan apresuradamente una misión de búsqueda y rescate debido a una expulsión de humo y ceniza del Volcán de Fuego en Escuintla, Guatemala, el lunes 4 de junio de 2018. (AP Foto/Oliver de Ros)

Por MOISÉS CASTILLO

EL RODEO, Guatemala (AP) — La agencia nacional de desastres de Guatemala evaluaba el miércoles si están dadas las condiciones para reanudar la búsqueda de víctimas y posibles sobrevivientes de la violenta erupción del Volcán de Fuego debido a las lluvias en la zona y el flujo de cenizas, lodo y escombros a los lados del coloso.

El vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), David De León, indicó que “estamos analizando el terreno para tomar una decisión”.

Residentes evacuando tras una nueva erupción en el Volcán de Fuego en Escuintla, Guatemala, el martes 5 de junio de 2018. (AP Foto/Oliver de Ros)

Según los últimos datos oficiales del CONRED la erupción del domingo dejó al menos 75 muertos y 192 desaparecidos y convirtió lo que era un vergel en un paisaje lunar cubierto de ceniza.

Al menos 1.7 millón de personas se han visto afectadas en las zonas aledañas al volcán, ubicado a 44 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala. Unas 12,000 debieron ser evacuadas de las cuales más de 3,300 se encuentran alojadas en albergues.

Recelosos de las autoridades que les dieron poco tiempo para evacuar el domingo, cuando el martes se anunciaron nuevas erupciones los residentes de la región se apresuraron para abandonar el lugar.

El tráfico colapsó las carreteras y quienes no tenían vehículos caminaban incluso desde el centro de Escuintla, que no había recibido orden de evacuar.

Una columna de humo se alzó de la montaña y material volcánico caliente empezó a descender por su ladera sur, provocando órdenes de evacuación para media docena de poblaciones y el cierre de una autopista nacional. El instituto nacional de sismología y vulcanología indicó que el humo podría producir una “cortina” de ceniza que alcanzara los 6,000 metros de altura sobre el nivel del mar, planteando un peligro para el tráfico aéreo.

Rescatistas, policías y periodistas se apresuraron a abandonar la zona mientras una sirena sonaba de fondo y los altavoces repetían “¡Evacúe!”.

En la población de Magnolia, incluida en la nueva orden de evacuación, los residentes huían cargando bultos, bolsas de ropa e incluso perros pequeños en los brazos.

Dos días después de la erupción en muchos puntos el terreno seguía demasiado caliente para que los equipos de rescate buscaran cuerpos o sobrevivientes, algo más improbable cada día que pasa.

Un portavoz de los bomberos de Guatemala dijo que una vez pasen 72 horas desde la erupción habrá escasas posibilidades de encontrar a alguien con vida.

Vistazo al Volcán de Fuego de Guatemala

Por EMILIANO RODRÍGUEZ MEGA

NUEVA YORK, Nueva York (AP) — El Volcán de Fuego de Guatemala lanzó nubes letales y ríos de ceniza y piedra pulverizada durante su erupción el fin de semana. Es uno de los 11 volcanes activos en este país centroamericano ubicado en el llamado Cinturón de Fuego.

A continuación algunas preguntas y respuestas sobre el coloso:

¿QUÉ DIMENSIONES TIENE?

En su parte más alta, el volcán alcanza 12,346 pies sobre el nivel del mar. Es uno de los volcanes más altos y violentos del mundo; sus escarpadas cuestas están formadas con capas acumuladas de lava y ceniza. Se localiza a 27 millas al oeste de Ciudad de Guatemala y apenas a 10 millas de la ciudad colonial de Antigua, uno de los principales destinos turísticos de Guatemala.

¿CUÁN ACTIVO ES?

Este volcán es probablemente el más activo en Guatemala, según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología del país. Los archivos de su actividad se remontan a poco después del año 1500 d.C., y según informes recientes ha estado en continua erupción desde 2002. Antes de la del domingo, el evento más reciente había comenzado el 17 de mayo, cuando una corriente de agua, lodo y piedras comenzó a descender por la cuesta del volcán, seguida de explosiones y columnas de ceniza que alcanzaron una altura de casi 3,300 pies. Las erupciones continuaron al menos cuatro días, pero fueron mucho menores que la del domingo, que casi se elevó 15,000 pies.

¿HUBO ADVERTENCIA?

Las autoridades dicen que vigilaban de cerca al volcán después de que la actividad se incrementó el domingo a partir de las 6 de la mañana. Sin embargo, no había indicios de que cualquier erupción pudiera ser peor que las anteriores, por lo que no se ordenó evacuar. La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) dispuso medidas ordinarias de precaución, como recomendarle a la gente que utilizara mascarillas faciales y cubriera sus alimentos y agua. Pero una poderosa explosión a las 2 de la tarde envió un río de ceniza y roca candente por los costados del volcán. “Se desplazó de una forma mucho más rápida. Esto llegó a las comunidades ya cuando se estaban generando las alertas de evacuación”, declaró David de León, portavoz de la Conred.

¿QUÉ ES EL CINTURÓN DE FUEGO?

Es una región en forma de herradura que rodea al Océano Pacífico en un perímetro que abarca América del Sur, la costa occidental de América del Norte, Japón, Filipinas y Nueva Zelanda. Además de numerosas fallas geológicas, en ella se encuentran aproximadamente tres cuartas partes de los volcanes activos del mundo. Aunque le llaman cinturón o anillo, los volcanes no están interrelacionados, dice la vulcanóloga Janine Krippner, de la Universidad de Concord, en Virginia Occidental. La erupción de uno no generará una similar en sus vecinos, agregó.

¿EL VOLCAN KILAUEA DE HAWAI ES DIFERENTE?

Sí, el Kilauea es un tipo distinto de volcán. Nació como uno submarino y fue ganando altura debido al flujo continuo de lava, lo cual le generó una forma de escudo con cuestas poco inclinadas. El Kilauea, uno de los volcanes más activos del mundo, tiene erupciones continuas desde 1983. No se ubica en el Cinturón de Fuego, y la posibilidad de que haya activado al Volcán de Fuego de Guatemala es extremadamente pequeña, según Krippner. Es muy raro que un volcán active a otro, apuntó.

Guatemala: Volcán de Fuego deja 62 muertos

Una residente llora después de que ser evacuada de su hogar cerca del Volcán de Fuego en Escuintla, Guatemala, el lunes 4 de junio de 2018. (AP Foto / Luis Soto)

Por SONIA PÉREZ D.

EL RODEO, Guatemala (AP) — Los rescatistas usaban el lunes maquinaria pesada y palas para buscar a sobrevivientes o víctimas de la violenta erupción del Volcán de Fuego de Guatemala que sorprendió a los residentes y dejó al menos 62 muertos, una cifra que las autoridades temen podría incrementarse.

El cuerpo de una víctima está cubierto de cenizas volcánicas arrojadas por el Volcán de Fuego en Escuintla, Guatemala, el lunes 4 de junio de 2018. (AP Foto / Luis Soto)

El volcán ubicado al oeste de la Ciudad de Guatemala hizo erupción el domingo enviando nubes de ceniza y ceniza caliente mezclada con agua y escombros que bloquearon las carreteras y dejaron varias viviendas en llamas. Según los expertos la explosión fue la más violenta en 40 años.

La zona carbonizada estaba todavía demasiado caliente para extraer los cuerpos de las víctimas y causó el derretimiento de los zapatos de los rescatistas. Los socorristas dijeron que encontraron cuerpos cubiertos de cenizas que parecían estatuas. La inhalación de cenizas o gases volcánicos calientes puede asfixiar a las personas rápidamente.

Fanuel García, director del Instituto Nacional de Ciencia Forense, dijo a The Associated Press que se han recuperado 62 cadáveres de los cuales 13 ya han sido identificados.

“Nos está costando mucho identificarlos porque algunos de los fallecidos perdieron sus facciones o las huellas digitales. Vamos tener que recurrir a otros métodos antropológicos y si es posible tomar muestras de ADN para identificarlos”, explicó García.

Más temprano el director de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), Sergio Cabañas, había indicado a AP que el lunes lograron rescatar a 10 personas con helicópteros que fueron llevadas a hospitales cercanos.

Hilda López relató que el barro volcánico barrió su pueblo de San Miguel Los Lotes, justo debajo de los flancos de la montaña. Todavía no sabe dónde están su madre y su hermana.

“Estábamos en una fiesta, celebrando la llegada de un bebé, cuando una vecina nos llamó a gritos para que fuéramos a ver que la lava ya venía. No le creímos y cuando salimos a ver el lodo caliente ya venía bajando por la calle”, dijo López.

“Allá se quedó mi mamá, no pudo salir”, añadió la mujer.

En esa localidad, los rescatistas localizaron el domingo 18 cadáveres, explicó David de León, vocero de CONRED.

Los bomberos llevan un cuerpo recuperado cerca del Volcán de Fuego, en Escuintla, Guatemala, el lunes 4 de junio de 2018. (AP Foto / Luis Soto)

Según López, algo en su corazón le dice que sus familiares están muertos. El flujo piroclástico, una mezcla de agua y lodo hirviendo que bajaba del volcán, y el humo tóxico que lo precedía eran letales. Ahora espera en un albergue junto a su esposa y sus hijos tener noticias de sus familiares.

A Joel González, el esposo de López, también le falta su padre. “Se quedó enterrado allá, en la casa”. Al parecer el hombre no pudo salir de la vivienda que quedó en el camino de uno de los ríos de flujo piroclástico.

“Eso era como una playa, todo lleno de arena, no quedó nada. Las casas, los animales, la gente, todo se quemó, no tenemos nada”, dijo González. En el lugar solían vivir familias numerosas.

De León dijo que en San Miguel Los Lotes fueron hallados 18 cadáveres.

En la aldea El Rodeo soldados cubiertos con máscaras azules para protegerse del polvo montaban guardia detrás de una cinta amarilla que acordonaba la escena mientras trabajadores con cascos naranjas operaban una retroexcavadora. Un grupo de residentes llegó a la escena con palas y botas de trabajo para ayudar.

Algunos lugareños dijeron que nunca se enteraron del peligro hasta que ocurrió y criticaron a las autoridades.

“CONRED nunca nos dijo que nos fuéramos. Cuando la lava ya estaba allí pasaron en sus camionetas y nos dijeron que nos fuéramos, pero los carros no se detuvieron para recoger a la gente”, dijo Rafael Letrán, un residente de El Rodeo. “El gobierno es bueno para robar, pero cuando se trata de ayudar a las personas carecen de chispa”.

Eddy Sánchez, director del Instituto de Sismología y Vulcanología nacional, explicó que los flujos piroclásticos alcanzaron temperaturas de alrededor de 700 grados centígrados.

Al menos 20 personas resultaron heridas y las autoridades advirtieron que el número de muertos podría aumentar. CONRED informó que 3,265 personas fueron evacuadas.

Un video mostró un brazo de lava y lodo que avanzó rápidamente y destruyó parcialmente un puente en una carretera entre Sacatepéquez y Escuintla.

Entre los muertos hay un funcionario de la agencia de desastres cuya casa en El Rodeo se prendió fuego, dijo Cabañas. Dos niños murieron quemados mientras veían la segunda erupción del volcán desde un puente, agregó.

Las cenizas del volcán, que se encuentra a unos 44 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala, cayeron en la capital así como en los departamentos de Sacatepéquez, Chimaltenango y Escuintla. Las calles y casas se cubrieron en la ciudad colonial de Antigua, un popular destino turístico.

Las autoridades de aviación cerraron el aeropuerto internacional de la Ciudad de Guatemala debido al peligro que la ceniza representa para los aviones.

El Volcán de Fuego, uno de los más activos de Centroamérica, alcanza una altitud de 3,763 metros sobre el nivel del mar en su punto más alto.

Los hospitales atendieron al menos a 20 personas por quemaduras y problemas respiratorios. Según CONRED, hay 1.7 millón de personas afectadas.

El presidente Jimmy Morales declaró el estado de calamidad en los tres principales departamentos afectados, que debe ser confirmado por el Congreso.