Siete demócratas se reúnen con Trump para hablar del cierre

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, interviene en la 100ma convención anual de la American Farm Bureau Federation, el 14 de enero de 2019, en Nueva Orleans. (AP Foto/Jacquelyn Martin)

Por LISA MASCARO, CATHERINE LUCEY y JILL COLVIN, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — Siete legisladores demócratas, incluyendo varios recién electos, llegaron el miércoles a la Casa Blanca para pedirle al presidente Donald Trump que reabra el gobierno mientras continúan las negociaciones sobre seguridad fronteriza.

En el 26to día del cierre parcial del gobierno federal estadounidenses, senadores demócratas, encabezados por el líder Chuck Schumer, se reúnen en las afueras del Capitolio, mostrando fotografías de sus constituyentes afectados por el impasse, el miércoles, 16 de enero del 2019. (AP Foto/J. Scott Applewhite)

Es el primero grupo de demócratas, aparte de los líderes, en reunirse con Trump durante el cierre federal, que entró en su 26to día. La Casa Blanca ha estado tratando de dividir a los demócratas, invitando a algunos legisladores, pero no a la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, pero las invitaciones previas fueron rechazadas.

Entre los que llegaron a la reunión el miércoles estaban cinco legisladores recién electos, varios de los cuales no apoyaron a Pelosi para liderar la cámara. Representan áreas en las que Trump sigue siendo popular y pertenecen a un grupo bipartidista que se autodenomina Caucus de Solucionadores de Problemas.

Antes de la reunión, escribieron que “existe un fuerte acuerdo de que, si reabrimos el gobierno, existe la posibilidad de trabajar juntos y encontrar una posición común”.

Trump quiere 5,700 millones de dólares para su prometido muro fronterizo con México, pero los demócratas se oponen.

Pelosi le pidió el miércoles a Trump que aplace su discurso del estado de la unión hasta después que se reabra el gobierno, mientras economistas del gobierno admitieron que el prolongado cierre estaba siendo un mayor lastre para la economía que lo que se pensaba.

En una carta a Trump, la demócrata Pelosi cita preocupaciones de seguridad, apuntando que tanto el Servicio Secreto como el Departamento de Seguridad Nacional son impactados por el cierre. Añade que a menos que el gobierno sea reabierto esta semana, se debería encontrar otra fecha o Trump debería hacer su discurso por escrito.

El pedido se produjo luego que ambas cámaras del Congreso anunciaron que permanecerán en sesiones, cancelando una próxima semana de receso si el cierre federal prosigue, algo que parece muy probable.

En una conferencia con reporteros, el jefe del consejo de asesores económicos de la Casa Blanca Kevin Hassett dijo que el cierre está reduciendo el crecimiento económico más que lo pronosticado.

Personas esperan en cola junto a la World Central Kitchen del Chef José Andrés para recibir las comidas gratis ofrecidas a trabajadores afectados por el cierre parcial del gobierno estadounidense, el miércoles, 16 de enero del 2019, en Washington. (AP Foto/Pablo Martinez Monsivais)

Un cambio negativo en la economía podría sacudir a Trump, que ha atado sus fortunas políticas al mercado de valores y ha resaltado reiteradamente las ganancias como evidencia de que su paquete de recortes de impuestos y desregulaciones está funcionando.

Con el cierre en su 26to día el miércoles, Trump no cedió en su demanda de que el Congreso apruebe los fondos para construir su prometido muro. Los demócratas dicen que discutirán la seguridad fronteriza una vez sea reabierto el gobierno, pero niegan los fondos para un muro que consideran anticuado, inefectivo e inmoral.

Trump, en una teleconferencia con partidarios, no mostró indicios de retroceder.

“Vamos a seguir así por mucho tiempo, si tenemos que hacerlo”, dijo, “por mucho tiempo”.

Con unos 800,000 empleados federales de licencia o trabajando sin sueldo, Trump insinuó que el cierre parcial, que ha trabado líneas de seguridad en aeropuertos y cerrado agencias federales, transcurre sin problemas.

“La gente está muy impresionada con lo bien que está funcionando el gobierno dadas las circunstancias en las que estamos”, afirmó.

Tras bambalinas, sin embargo, el gobierno –y sus aliados en el Capitolio– esperaban nerviosamente llegar a una solución antes del plazo del próximo martes, cuando necesitarán preparar la nueva ronda de cheques para empleados federales que no han recibido nada durante el impasse.

“Definitivamente existe la sensación de que se acerca un plazo, que sería el próximo martes, para asegurarnos de que logramos resolver este problema”, dijo Mercedes Schlapp, una vocera de la Casa Blanca.

La Casa Blanca cambió sus tácticas, tratando de evadir a Pelosi para negociar directamente con demócratas moderados, pero el esfuerzo fracasó cuando los legisladores rechazaron la invitación de un almuerzo con Trump.

El martes fue otro día de mucha teatralidad, pero poca sustancia. El cierre es ya el más largo de la historia.

Trump, que hace una semana parecía determinado a declarar una emergencia nacional para conseguir los fondos para el muro, ha tornado su atención al Congreso, en momentos en que los sondeos indican que la mayor parte del público lo culpa por el impasse.

Julián Castro lanza su candidatura a nominación presidencial

Julián Castro lanza su candidatura a nominación presidencial

El exalcalde de San Antonio y exsecretario de Vivienda Julián Castro, durante el acto en el que anunció su candidatura a la nominación demócrata a la presidencia en 2020, el 12 de enero de 2019, en San Antonio. (AP Foto/Eric Gay)

PAUL J. WEBER, Associated Press

SAN ANTONIO, Texas — Con un ataque al presidente Donald Trump por “una crisis de liderazgo”, el demócrata Julián Castro, que fungió como secretario de Vivienda en el gobierno de Barack Obama, lanzó el sábado su candidatura a las elecciones de 2020, sumándose a la nutrida lista de políticos de su partido que buscan desafiar al actual presidente.

Castro, que podría ser el único latino entre los numerosos aspirantes a la nominación demócrata, hizo de la inmigración el asunto central de su anuncio en su localidad natal, San Antonio, a menos de 200 millas de la frontera con México.

Dos días después de la visita del presidente a la frontera para promover su proyecto de muro, Castro se burló de Trump por afirmar que Estados Unidos enfrenta una “invasión” desde su aliado en el sur. “Lo calificó de crisis de seguridad nacional”, dijo el demócrata. “Pues bien, hoy en día hay una crisis. Es una crisis de liderazgo. Donald Trump no ha defendido los valores de nuestra gran nación”.

Castro, de 44 años y nieto de inmigrantes mexicanos, dijo que se postula a la presidencia “porque es hora de que tengamos un nuevo liderazgo, porque es hora de una nueva energía y porque es hora de lanzar un compromiso para que asegurarnos de que las oportunidades que yo he tenido estén disponibles para todos los estadounidenses”.

El anuncio se produjo durante el mayor cierre del gobierno en la historia de Estados Unidos, mientras aumenta el número de aspirantes demócratas a la nominación y crecen las expectativas en torno a los grandes nombres que siguen considerando si presentarse.

Castro fue alcalde de San Antonio durante cinco años y fue secretario de Vivienda en el segundo mandato de Obama. Es el segundo demócrata que oficialmente lanza su candidatura después de John Delaney, un exlegislador por Maryland.

La senadora Elizabeth Warren, de Massachusetts, empezó a estudiar sus posibilidades y otros cuatro senadores están dando pasos firmes para postularse. La representante por Hawai Tulsi Gabbard, la primera hindú elegida para el Congreso, dijo que también está planeando una candidatura.

Por su parte, Trump dijo que no está preocupado sobre el creciente número de rivales en el lado demócrata. El presidente ya anunció su intención de optar a la reelección.

“Me gusta lo que veo”, declaró Trump el sábado por la noche al ser preguntado por la competencia durante una entrevista telefónica en un programa de la televisora Fox News Channel. El mandatario recitó una lista de lo que considera son sus logros, incluyendo la bajada del paro y los impuestos y pactos comerciales.

“No sé. ¿Cómo puede alguien superar eso?”, dijo el presidente.

Cuando se le pidió nombrar al demócrata con el que le gustaría enfrentarse, Trump se refirió al exvicepresidente Joe Biden, que se postuló en dos ocasiones, pero aún no ha hecho públicas sus intenciones para 2020.

Demócratas presentan plan para bajar precios de medicamentos

El senador independiente Bernie Sanders, al centro, acompañado, de izquierda a derecha, por los representantes demócratas Peter Welch y Elijah Cummings y el senador demócrata Cory Booker, habla con la prensa antes de presentar una propuesta de ley para reducir los precios de los medicamentos, el jueves 10 de enero del 2019, en el Capitolio en Washington. (AP Foto/J. Scott Applewhite)

Por RICARDO ALONSO-ZALDIVAR, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — En un desafío al presidente Donald Trump para que cumpla sus promesas de campaña de reducir los precios de los medicamentos que requieren receta, congresistas demócratas presentaron el jueves una propuesta de ley para que se tengan precios más bajos similares a los de otros países.

Las propuestas tienen pocas probabilidades de convertirse en ley en un gobierno dividido, pero de todas formas podrían poner a los republicanos a la defensiva al destacar la promesa de Trump de obligar a las farmacéuticas a reducir los precios.

Tanto los demócratas como el mandatario están de acuerdo en que las personas en Estados Unidos no deberían tener que pagar más por sus medicamentos que las de otros países desarrollados.

El gobierno de Trump ha presentado su propio plan para reducir los precios, pero analistas de la industria dicen que hasta ahora ha tenido poco impacto. La industria farmacéutica dijo que las propuestas demócratas “generarían el caos en el sistema de salud de Estados Unidos”.

La nueva propuesta fue presentada por el senador independiente Bernie Sanders, su colega demócrata Elijah Cummings y otros legisladores de ese partido. Cummings encabeza la Comisión de Supervisión y Reforma del Gobierno en la Cámara de Representantes, que se prevé desempeñe un papel importante en los precios de los fármacos.

Los legisladores proponen:

  • Abrir a la competencia genérica medicamentos de marcas estadounidenses que son considerados “excesivamente caros” y que están protegidos por patentes.
  • Permitir que el sistema federal Medicare negocie directamente con las farmacéuticas.
  • Permitir que los consumidores importen medicamentos de precios bajos de Canadá.

La Casa Blanca no emitió una respuesta.

“Hoy le digo al presidente Trump: Si habla en serio acerca de reducir el costo de los medicamentos que requieren receta médica en este país, apoye nuestra propuesta de ley y consiga el respaldo de sus colegas republicanos”, afirmó Sanders en una conferencia de prensa en el Capitolio.

“Basta de palabras. Basta de tuits”, dijo Cummings. “El pueblo estadounidense quiere acciones”.

Holly Campbell, vocera del organismo Pharmaceutical Research and Manufacturers of America, que representa a la industria, dijo que el plan de Sanders dañaría a los pacientes. La industria dice que el hecho de que el gobierno regule los precios pudiera limitar el acceso a algunos medicamentos, socavar los incentivos financieros para las investigaciones, y poner en riesgo los estándares de seguridad. Sanders dice que los fabricantes de fármacos están interesados principalmente en proteger sus ganancias.

En su campaña electoral, en un principio Trump exhortó a que el Medicare negociase los precios de los medicamentos y que se permitiese que las personas importasen fármacos de menor costo de Canadá.

Pero los republicanos rechazan cualquier tipo de negociación del Medicare, ya que favorecen un enfoque de libre mercado en la industria farmacéutica y valoran su capacidad para innovar.

Como presidente, Trump ha presentado un plan para reducir precios de las medicinas, el cual se apoya en decenas de acciones regulatorias. El objetivo es eliminar los incentivos para que los productores de fármacos, los administradores externos de programas de medicamentos y las aseguradoras asfixien a la competencia a expensas de los consumidores.

Expertos independientes dicen que esas propuestas tendrían cierto impacto, pero no limitarían la capacidad de las farmacéuticas de fijar precios altos.

Julián Castro anunciará el día 12 si será candidato presidencial demócrata

El demócrata Julian Castro habla sobre la posibilidad de presentarse como candidato a la presidencia en las elecciones del 2020 en San Antonio, Texas, el martes, 11 de diciembre del 2018. (AP Foto/Eric Gay)

WASHINGTON, D.C. (EFE) – El demócrata Julián Castro, que fue secretario de Vivienda en el Gobierno del expresidente de EE.UU. Barack Obama (2009-2017), confirmó hoy que el 12 de enero hará pública su decisión sobre presentarse a las próximas elecciones presidenciales de 2020.

Castro, quien también fue alcalde de San Antonio, Texas, entre 2009 y 2014, creó el pasado mes un comité exploratorio para analizar su posible candidatura presidencial de cara a las elecciones, en las que, de ganar las primarias demócratas, los más seguro es que se enfrente al republicano Donald Trump, que aspira a la reelección.

Apenas tres semanas después, su equipo convocó hoy a los medios de comunicación para que asistan a un acto que se celebrará en la localidad de San Antonio el 12 de enero y en el que “hará un anuncio sobre su decisión”, informaron los medios locales.

En los últimos meses, el demócrata había insinuado en que presentaría su candidatura, aunque sin una comunicación oficial.

“Siendo un niño que creció en el lado oeste de San Antonio, nunca pensé que algún día haría este anuncio: estoy explorando una candidatura para ser presidente de Estados Unidos en 2020”, señaló Castro el pasado 12 de diciembre en su cuenta oficial de Twitter.

El político publicó un vídeo en el que repasó los orígenes mexicanos de su familia y explicó el éxito que han tenido él y su hermano, el representante por Texas en la Cámara Baja, Joaquín Castro, gracias al esfuerzo de su abuela de llegar a Estados Unidos “sin nada”.

En las pasadas elecciones presidenciales, Castro fue uno de los nombres que sonó como posible compañero de candidatura de la demócrata Hillary Clinton en los comicios presidenciales de 2016, aunque finalmente el senador Tim Kaine fue el elegido como candidato demócrata a la Vicepresidencia.

La noticia sobre su posible candidatura llega después de que la senadora demócrata Elizabeth Warren, una de las figuras más populares y progresistas del Partido Demócrata, anunciase en septiembre que planea “pensarse muy en serio” competir por la Presidencia en las elecciones de 2020.

Hasta ahora, solo el congresista demócrata por Maryland John Delaney ha comunicado oficialmente sus aspiraciones para enfrentarse a Trump, quien ya ha afirmado que buscará la reelección en los comicios de noviembre de 2020.

Líderes del Congreso hablan con Trump sobre la frontera

ARCHIVO - Un hombre en el lado estadounidense de la frontera (arriba) trabaja en la estructura ante la mirada de otro desde la playa, en Tijuana, México, el 15 de noviembre de 2018. (AP Foto/Gregory Bull)

Por ZEKE MILLER y LISA MASCARO, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — Los líderes demócratas y republicanos del Congreso se aprestaban el miércoles para asistir a una sesión informativa sobre la seguridad fronteriza en la Casa Blanca, mientras el gobierno seguía parcialmente paralizado y el presidente Donald Trump preguntaba en un tuit: “¿Podríamos hacer un trato?”.

El cierre parcial del gobierno comenzó el 22 de diciembre. El financiamiento para el proyecto de Trump de erigir un muro a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos ha sido el punto conflictivo en la aprobación de los presupuestos de varias dependencias gubernamentales.

La sesión informativa sobre seguridad fronteriza está programada para las 3 de la tarde (2000 GMT) del miércoles, un día antes de que los demócratas asuman el control de la Cámara de Representantes y pongan fin al monopolio republicano sobre el gobierno.

Sin embargo, no estaba clara la agenda precisa por el momento, de acuerdo con una persona familiarizada con la situación que habló con The Associated Press bajo condición de anonimato.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, así como los republicanos de mayor rango en la Cámara de Representantes entrante –Kevin McCarthy y Steve Scalise– planean asistir a la reunión, de acuerdo con asesores. El presidente saliente de la cámara baja Paul Ryan seguramente no irá.

También asistirán Nancy Pelosi, quien habrá de asumir la presidencia de la Cámara de Representantes, y el senador demócrata Chuck Schumer.

Pelosi dijo el martes que los demócratas aprobarían medidas legislativas el jueves para “terminar con el cierre de Trump”.

“Le estamos dando a los republicanos la oportunidad de tomar un sí como respuesta”, escribió Pelosi en una carta enviada a sus colegas el martes. “Los senadores republicanos ya han apoyado esta iniciativa de ley, y si la rechazan ahora, serán cómplices del caos y la destrucción del tercer cierre del presidente durante su mandato”.

La invitación se produce después que los representantes demócratas dieron a conocer su plan para reabrir el gobierno sin aprobar fondos para el muro, que contempla dos propuestas de ley para financiar agencias cerradas y regresar a sus labores a centenares de miles de empleados federales. Los legisladores planeaban aprobar las propuestas tan pronto como el nuevo Congreso empiece a sesionar el jueves.

Trump pasó el fin de semana diciendo que los demócratas debían regresar a Washington a negociar y lanzando provocaciones en Twitter. Contradijo declaraciones de sus colaboradores al afirmar que aún quiere construir un muro fronterizo de concreto.

El martes por la mañana, tras publicar en Twitter un mensaje de Año Nuevo “a todo el mundo, incluso a los detractores y los medios de noticias falsas”, Trump tuiteó: “Los demócratas, como sospechaba yo, no han asignado fondos para un nuevo muro. ¡Qué imaginativos! El problema es que, sin muro, no puede haber seguridad fronteriza real”.

Pero más tarde pareció cambiar de tono, dirigiéndose a Pelosi.

“¡La seguridad fronteriza y el ‘asunto’ del muro y el cierre no son donde Nancy Pelosi quiere empezar su término como presidenta de la cámara! ¿Llegamos a un acuerdo?”, tuiteó.

No estaba claro si el Senado, bajo control republicano, está sopesando las propuestas demócratas ni si Trump las firmaría.

Donald Stewart, vocero de senador McConnell, dijo que los republicanos no votarán por nada sin respaldo del presidente. “Es simple: El Senado no le va a enviar al presidente algo que no vaya a firmar”, dijo.

Incluso si es solamente simbólica, la aprobación de las propuestas en la Cámara de Representantes aplicaría nuevas presiones sobre Trump. Al mismo tiempo, funcionarios del gobierno dijeron que Trump no tiene prisa para resolver el impasse.

Trump cree que tiene a la opinión pública y a su base de seguidores de su parte, dijeron los funcionarios, quienes hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a hablar de manera pública.

Trump culpa a demócratas por muertes de niños en la frontera

Fotografía de archivo del 20 de junio de 2018, del presidente Donald Trump entregando la pluma que utilizó para firmar una orden ejecutiva para poner fin a la separación de familias migrantes a la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen (izquierda), durante un evento en la Oficina Oval de la Casa Blanca en Washington. (AP Foto/Pablo Martínez Monsiváis)

Por NOMAAN MERCHANT, ZEKE MILLER y COLLEEN LONG, Associated Press

En sus primeras declaraciones públicas sobre la muerte este mes de dos niños guatemaltecos bajo custodia estadounidense, el presidente Donald Trump sostiene que los dos pequeños migrantes ya estaban “muy enfermos” antes de que llegaran a la frontera, y le endosó la responsabilidad de sus muertes a los demócratas. Sin embargo, ambos niños pasaron los exámenes de salud iniciales de la Patrulla Fronteriza.

En Guatemala, la madre de Felipe Gómez Alonzo, de 8 años de edad, que murió en Nochebuena, dijo a The Associated Press el sábado que su hijo estaba sano cuando inició su travesía compañía de su padre con la esperanza de emigrar a Estados Unidos.

Esta foto del 12 de diciembre de 2018 proporcionada por Catarina Gómez el jueves 27 de diciembre de 2018, muestra a su hermanastro Felipe Gómez Alonzo, de 8 años, cerca de su casa en Yalambojoch, Guatemala. (Catarina Gómez vía AP)

Los demócratas criticaron a Trump por tuitear el sábado que las políticas de inmigración demócratas fueron las responsables de las muertes. En tanto, la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, visitó a autoridades médicas de la Patrulla Fronteriza en Arizona y Texas, en medio de promesas de exámenes de salud adicionales para los niños migrantes.

El comisionado de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus iniciales en inglés), Kevin McAleenan, dijo la semana pasada que antes de diciembre, ningún niño había muerto bajo la custodia de la CBP en más de una década.

El domingo, McAleenan pidió una “solución multifacética” a la crisis de la inmigración, que incluya no solo una mejor seguridad fronteriza y nuevas leyes de inmigración, sino también más ayuda a los países centroamericanos de los que muchos de los inmigrantes han huido. Esto se contradice con un reciente tuit de Trump, en el que amenazó con cortar la ayuda a El Salvador, Guatemala y Honduras.

“Creo que el anuncio del Departamento de Estado de un aumento sin precedentes de la ayuda es un gran paso adelante”, dijo McAleenan en el programa “This Week” de la cadena ABC. “Hay destellos de esperanza tanto en seguridad como en el frente económico en América Central. Necesitamos fomentar eso y ayudar a mejorar las oportunidades de quedarse en casa”.

La madre de Felipe, Catarina Alonzo, dijo a The Associated Press que su hijo le decía que se sentía bien cada vez que él y su padre llamaban a casa durante su viaje. Habló con periodistas de AP en el hogar de su familia, en la remota localidad de Yalambojoch, Guatemala. Su hijastra, Catarina Gómez, tradujo de la lengua indígena Chuj al español.

Alonzo dijo que la última vez que habló con Felipe estaba en México y frente a la frontera con Estados Unidos y le dijo que estaba comiendo pollo. Su localidad se ubica en el municipio de Nentón en la provincia de Huehuetenango, a unos 400 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala.

Trump, cuyo gobierno ha sido fuertemente criticado por los decesos, culpó en Twitter a los demócratas “y sus patéticas políticas migratorias que permiten que las personas realicen el largo viaje pensando que pueden ingresar ilegalmente a nuestro país”.

También informó que ambos niños “estaban muy enfermos antes de que ser entregados a la Patrulla Fronteriza”.

Sus tuits fueron los primeros comentarios sobre el deceso de Jakelin Caal, una niña guatemalteca de 7 años que murió el 8 de diciembre y el fallecimiento de Felipe.

La CBP emitió detallados comunicados sobre los decesos de ambos niños. Una inspección inicial a Jakelin “no reveló evidencia de problemas de salud”, dijo la CBP el 14 de diciembre. No fue sino varias horas después que el padre de Jakelin, Nery Caal, les informó a los agentes que ella estaba “enferma y vomitando”, dijo la dependencia. Abogados de la familia Caal también han negado las afirmaciones de que Nery “no le dio agua en varios días”, como escribió Trump.

El martes, la CBP dijo que los agentes realizaron 23 inspecciones a Felipe y su padre durante los primeros dos días que estuvieron detenidos. El padre de Felipe, Agustín Gómez, dijo a un funcionario guatemalteco que el niño comenzó a presentar síntomas la mañana del lunes, el día en que murió.

A pesar de la declaración de Trump de que los demócratas eran responsables por sus “patéticas” políticas migratorias, al menos una de las leyes que su gobierno culpa –una legislación que impide la deportación inmediata de niños sin compañía de un adulto provenientes de países centroamericanos– fue promulgada en 2008 por el presidente republicano George W. Bush.

Los demócratas criticaron los tuits del presidente: “Manchó el recuerdo de Jakelin y volvió a traumar a su familia propagando mentiras de las causas de su muerte”, dijo el representante federal por Texas Joaquin Castro.

Las declaraciones de Trump del sábado ocurrieron el mismo día en que la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, visitaba Yuma, Arizona, donde se reunió con funcionarios fronterizos y personal médico. A través de un comunicado, informó que “el sistema evidentemente está rebasado y debemos trabajar juntos para atender esta crisis humanitaria y proteger a las poblaciones vulnerables”. Llamó al Congreso a “actuar con urgencia”.

Su oficina dijo que fue informada el viernes en El Paso, Texas, de la “reciente institución de análisis médicos secundarios y una evaluación de salud inicial más rigurosa para los migrantes”.

El alcalde de El Paso, Dee Margo, dijo que se reunió con Nielsen y el sábado informó a CNN que está de acuerdo con ella de que las políticas migratorias están “fracturadas”.

“El Paso lidia con los síntomas como resultado de la falta de fortaleza en Washington, en ambos lados, para lidiar con nuestras políticas migratorias”, dijo Margo, un republicano.

Felipe y Agustín Gómez fueron aprehendidos por agentes fronterizos el 18 de diciembre cerca del puente Paso del Norte –que conecta El Paso con Ciudad Juárez, en México–, según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus iniciales en inglés). Ambos estuvieron detenidos en el centro de procesamiento del puente y luego en la oficina de la Patrulla Fronteriza en El Paso, hasta que alrededor de la 1 de la madrugada del domingo fueron trasladados a unas instalaciones en Alamogordo, Nuevo México, a unas 90 millas de distancia.

Después de que un agente se percató que Felipe estaba tosiendo, padre e hijo fueron transportados a un hospital en Alamogordo, donde al niño se le diagnosticó resfriado, con fiebre de 103 Fahrenheit, agregó la CBP.

Felipe quedó en observación durante 90 minutos, se le recetó amoxicilina e ibuprofeno y se le dio de alta, pero horas después se sintió mal y reingresó al hospital. Falleció poco antes de la medianoche del lunes.

Una autopsia mostró que Felipe tenía influenza, informaron autoridades de Nuevo México el jueves por la noche, pero es necesario efectuar más exámenes antes de que pueda definirse de qué murió.

El comisionado de la CBP Kevin McAleenan dijo esta semana que antes de este mes no había muerto ningún niño en custodia de la dependencia en más de una década.

Un día antes, Trump amenazó en Twitter con recortar la ayuda a El Salvador, Guatemala y Honduras. Ha hecho advertencias similares en el pasado, sin tomar medidas.

El gobierno de El Salvador rechazó las afirmaciones de Trump de que no hace lo suficiente para frenar la migración hacia Estados Unidos. El país centroamericano informó que ha realizado mejoras económicas y sociales para atacar las raíces del fenómeno migratorio.

En un comunicado difundido el sábado, el gobierno salvadoreño informó que ha realizado una campaña en medios de comunicación y ha hecho constantes llamados a la población a no arriesgar sus vidas y las de sus familias, especialmente si se trata de niñas, niños y adolescentes. Afirma que la migración en el país ha caído considerablemente.

Angelina Jolie no descarta dedicarse a la política

Fotografía de archivo del miércoles 31 de enero de 2018 de la enviada espacial de la agencia de refugiados de la ONU, Angelina Jolie, durante un discurso a la prensa en la sede de la OTAN en Bruselas. (AP Foto/Geert Vanden Wijngaert, ARCHIVO)

LONDRES, Inglaterra (AP) — Angelina Jolie aseguró que no ha descartado dedicarse a la política e incluso bromeó diciendo que ella es lo suficientemente fuerte para hacerle frente a las brusquedades que eso conlleva.

La actriz estadounidense y también enviada de la ONU dijo a la radio BBC que ella puede “aguantar mucho en la barbilla”, una posible referencia a su amargo divorcio de Brad Pitt.

Cuando le preguntaron si piensa incursionar en la política, la ganadora del Óscar de 43 años respondió: “honestamente haré lo que crea que pueda generar un cambio”.

Jolie es enviada especial de la agencia de refugiados de la ONU. Aprovechó su participación en la BBC para señalar los problemas de los refugiados en el Medio Oriente.

El programa incluyó también al artista chino Ai Weiwei y al ganador del premio Nobel de la Paz Denis Mukwege.

Republicanos siguen contando con apoyo de votantes latinos

Por NICHOLAS RICCARDI, Associated Press

LITTLETON, Colorado — Desafiando los pronósticos de los demócratas y algunos expertos, los republicanos en Estados Unidos siguen contando con un apoyo importante de votantes latinos en la era de Donald Trump. El 32% de los latinos votó por republicanos en la última elección, de acuerdo con un análisis de información de AP VoteCast.

Debido a que el presidente ha arremetido contra los inmigrantes latinoamericanos, tanto verbalmente como a través de sus políticas, algunos analistas creían que los votantes hispanos mostrarían su descontento en las urnas, pero esto no ocurrió.

El porcentaje de voto latino va en línea con la proporción de latinos que han apoyado al partido Republicano en la última década. Los evangélicos y los veteranos de guerra son los hispanos más propensos a alinearse con los republicanos.

Aunque los republicanos no han perdido terreno entre los votantes latinos, tampoco han ganado más. Alrededor de seis de cada 10 hispanos vota regularmente por los demócratas. Conforme el electorado latino sigue creciendo, esa balanza inclinada sigue representando un gran riesgo para los republicanos.

Cámara baja de EEUU aprueba fondos para muro

Cámara baja de EEUU aprueba fondos para muro

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, con los senadores republicanos Roy Blunt, izquierda, y John Cornyn habla con la prensa sobre un posible cierre del gobierno, en el Capitolio, Washington, 18 de diciembre de 2018. (AP Foto/J. Scott Applewhite)

Por LISA MASCARO, MATTHEW DALY y CATHERINE LUCEY, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — La exigencia del presidente Donald Trump de que el Congreso apruebe fondos para construir un muro fronterizo puso al gobierno federal al borde de un cierre cuando la Cámara de Representantes dio luz verde el jueves a un proyecto de ley que incluye 5,700 millones de dólares para dicho fin, aunque es prácticamente seguro que sea rechazado por el Senado.

La Casa Blanca dijo que Trump no viajará el viernes a Florida para pasar la Navidad si el gobierno se cierra. Más de 800,000 empleados federales enfrentarían la posibilidad de quedar cesantes o trabajar sin goce de sueldo si no se llega a una solución para la medianoche del viernes.

Además en La Jornada Latina: Cierre De Gobierno Es Inminente Ante Reclamo De Trump

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, abandona el recinto cuando los miembros intentan aprobar un proyecto de ley que evitaría un cierre parcial del gobierno, en el Capitolio, Washington, jueves 20 de diciembre de 2018. (AP Foto/J. Scott Applewhite)

La crisis del cierre podría ser una de las últimas acciones de la actual cámara con mayoría republicana antes de entregar el control a los demócratas en enero. El Congreso estaba por financiar al gobierno, pero se tambaleó el jueves cuando Trump, después de un inusual ataque de sus partidarios conservadores, declaró que no firmaría una propuesta de ley sin el financiamiento para el muro. Los conservadores quieren seguir luchando para conseguir el dinero para pagar por el muro, y advirtieron que si Trump continúa cediendo en el tema podría perjudicar sus oportunidades de ser reelecto en el 2020, así como las de otros republicanos.

En gran medida, la Cámara de Representantes votó en bloques partidistas, 217 a favor por 185 en contra, después de que los líderes republicanos consideraran el voto como un golpe contra Nancy Pelosi, quien se perfila para presidir la cámara baja desde el 3 de enero y quien advirtió a Trump en una reunión televisada en la Oficina Oval la semana pasada que no tendría todos los votos para el muro.

“El presidente ha sido claro desde el principio: quiere algo que ofrezca seguridad fronteriza, y no aprobará algo que no la incluya”, dijo la secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders antes de la votación.

La medida, que incluye un paquete de apoyo para desastres de casi 8,000 millones de dólares que muchos legisladores quieren por los huracanes costeros y los incendios en California, ahora pasará al Senado, en donde tiene pocas probabilidades de ser aprobada ante la fuerte oposición de los demócratas. Se necesitan 60 votos para aprobar la propuesta de ley en el Senado.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, advirtió a los senadores que era probable que tuvieran que regresar a Washington para una votación al mediodía del viernes.

Muchos senadores ya se habían ido de vacaciones después de que el Senado aprobó una propuesta de ley con apoyo de ambos partidos la noche del miércoles para que el gobierno siguiera operando con fondos provisionales y nada de dinero para el muro.

Lo más probable el viernes es que el Senado saque el muro fronterizo del proyecto de ley, pero mantenga los fondos para desastres y lo envíe de vuelta a la cámara baja. Los legisladores de la cámara dijeron que les están pidiendo permanecer en la ciudad en caso de que se requieran más votaciones.

EEUU revierte política para quien patrocine niños migrantes

EEUU revierte política para quien patrocine niños migrantes

En esta imagen del 21 de junio de 2018, un agente del Departamento de Seguridad Nacional controla el acceso a un centro de retención de niños migrantes en Tornillo, Texas. (AP Foto/Andres Leighton, Archivo)

Por COLLEEN LONG, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — El gobierno del presidente Donald Trump cambiará la forma en que revisa a las personas que quieran cuidar de los niños migrantes que están bajo custodia gubernamental: anulando el requisito de capturar las huellas dactilares de todas las personas que vivieran bajo el mismo techo.

El requerimiento de huellas dactilares comenzó en junio como parte de la política fronteriza de tolerancia cero que derivó en la separación de unos 2,400 niños de sus padres. Los menores que fueron separados de sus padres fueron enviados a albergues hasta que un patrocinador, a menudo un padre o familiar, pudiera ser localizado y evaluado antes de recibir al menor.

Pero el requerimiento de huellas dactilares demoró el proceso y congestionó los albergues. Patrocinadores potenciales dijeron que otras personas en casa se negaron a que se les capturaran las huellas dactilares por temor. La información recabada es compartida con el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus iniciales en inglés), y las autoridades han utilizado las huellas para arrestar a unos 170 patrocinadores y demás personas por violaciones a las leyes migratorias.

Más de 49,000 menores de edad cruzaron la frontera sin compañía de un adulto durante el año fiscal 2018. Aunque el número total de niños que llegan a Estados Unidos es menor al máximo histórico de 2016, los menores permanecen más tiempo en los albergues y la cifra total de menores detenidos al mismo tiempo es la más alta de la historia. El tiempo promedio que un menor permanece en un albergue se ha incrementado de 40 días durante el año fiscal 2016 a 59 días en 2018, según datos federales. Actualmente hay más de 14,000 niños en 137 albergues de todo el país.

Southwest Key Programs, con sede en Austin, Texas, opera instalaciones para detención de menores migrantes en Arizona, California y Texas, incluyendo una ubicada en lo que solía ser una tienda Walmart. Ha incrementado de manera significativa sus operaciones este año debido a que más niños han sido detenidos durante más tiempo.

“Estamos sumamente animados por esto”, dijo Juan Sanchez, director general de la agencia. “Esto ayudará a todos los cuidadores a reducir el tiempo que estos niños permanecen en albergues y darles las bases que necesitan para prosperar”.

Funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus iniciales en inglés) señalan que aún se requerirá la captura de huellas dactilares de los patrocinadores, mismas que serán cotejadas con bases de datos del FBI y registros delictivos del Departamento de Seguridad Nacional.

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados, responsable del manejo de los niños, realizará revisiones de registros públicos sobre todos los adultos que vivan en esa casa. Las huellas dactilares de dichos adultos se requerirán bajo ciertas circunstancias, incluyendo si las revisiones revelan factores que los inhabiliten, como antecedentes de maltrato infantil o riesgos documentados a la seguridad de los menores.

El cambio en los requerimientos podría resultar en la liberación de una gran cantidad de niños.