Los Ángeles lanza aplicación de alerta en caso de terremoto

LOS ÁNGELES, California (AP) — La ciudad de Los Ángeles lanzó una aplicación de alerta en caso de terremoto que pudiera darle a los habitantes del condado segundos preciosos para protegerse.

La app ShakeAlertLA ya está disponible para bajarla a teléfonos con los sistemas Android o iOS de Apple.

Apoyándose en un sistema de advertencia desarrollado por el Servicio Geológico de Estados Unidos, la aplicación emitirá una alerta en caso de que se registre un sismo de magnitud 5.0 o mayor en California.

Según dónde se localice el epicentro, la alerta pudiera llegar antes, durante o después del movimiento telúrico, advierte la aplicación, y exhorta a desplazarse a un lugar de menor riesgo.

Rojos: Harvey y Angelinos llegan a acuerdo por un año

Rojos: Harvey y Angelinos llegan a acuerdo por un año

ARCHIVO - En esta foto del 25 de septiembre de 2018, Matt Harvey, de los Rojos de Cincinnati, lanza en el duelo ante los Reales de Kansas City (AP Foto/John Minchillo, archivo)

Por RONALD BLUM, Associated Press

NUEVA YORK, Nueva York — Matt Harvey accedió a un contrato por un año y 11 millones de dólares con los Angelinos de Los Ángeles, y volverá así al equipo que lo reclutó originalmente en el draft pero con el que no debutó en las mayores.

El acuerdo con Harvey fue revelado por una persona cercana a las negociaciones, quien habló el martes con The Associated Press a condición de permanecer en el anonimato porque el convenio no se ha anunciado oficialmente.

Harvey puede devengar otros tres millones de dólares en bonos por su desempeño: 250,000 por cada apertura entre la 15ta y la 26ta, dijo la fuente.

El acuerdo, reportado inicialmente por los sitios MLB.com y Fancred, eleva casi al doble el salario que Harvey percibió este año, de 5,625,000 dólares.

Harvey se incorporará a una rotación que incluiría a Andrew Heaney, Tyler Skaggs y Nick Tropeano. Difícilmente Shohei Ohtani podrá lanzar en la próxima campaña, tras someterse a la cirugía de Tommy John el 1 de octubre, y la fecha de regreso del nicaragüense JC Ramírez a las mayores es incierta, luego de un procedimiento practicado el 17 de abril para reemplazar el ligamento del codo.

Con los Mets, Harvey se convirtió en una celebridad, pero su brillo se opacó por las lesiones y por distracciones extradeportivas. La primavera anterior, fue enviado por Nueva York a Cincinnati.

“Quiero que la gente sepa que sí lamento muchos errores que he cometido”, dijo Harvey en agosto, cuando regresó al Citi Field. “Obviamente, nunca deseé que esto terminara así”.

Harvey, derecho que cumplirá 30 años en marzo, fue seleccionado por Los Ángeles en la tercera ronda del draft amateur de 2007, pero prefirió asistir a la Universidad de Carolina del Norte. Los Mets lo reclutaron en la primera ronda tres años después, como la séptima selección general.

Rivers y Badgley llevan a Chargers a triunfo sobre Bengals

Rivers y Badgley llevan a Chargers a triunfo sobre Bengals

El pateador de los Chargers de Los Ángeles, Mike Badgley (4), conecta un gol de campo durante la primera mitad de un juego de la NFL contra los Bengals de Cincinnati, el domingo 9 de diciembre de 2018, en Carson, California. (AP Foto/Mark J. Terrill)

CARSON, California (AP) — Philip Rivers pasó para 220 yardas y Michael Badgley pateó cuatro goles de campo — incluido uno de 59 yardas, récord de la franquicia — para que los Chargers de Los Ángeles se impusieran el domingo 26-21 a los Bengals de Cincinnati.

Rivers completó 19 de 29 pases, incluido uno de anotación, en un juego que no fue uno de los mejores juegos de su equipo. Los Chargers (10-3) tuvieron 160 yardas a la ofensiva en sus primeras dos series, pero sólo 121 en el resto del encuentro.

Austin Ekeler corrió para 66 yardas en 15 acarreos, mientras Melvin Gordon se perdía su segundo partido seguido debido a una lesión en la rodilla. Keenan Allen tuvo cinco recepciones para 78 yardas.

Joe Mixon logró 111 yardas y una anotación en 26 acarreos para los Bengals (5-8), que han perdido cinco juegos en fila. Jeff Driskel, quien tuvo su segunda titularidad ante la lesión en el pulgar derecho que puso fin a la temporada de Andy Dalton, conectó 18 de 27 envíos para 170 yardas y una anotación.

Balacera en bar de California mata a 13, incluido pistolero

Balacera en bar de California mata a 13, incluido pistolero

En esta imagen, tomada de un video aéreo, vehículos policiales desplegados en una carretera en las inmediaciones de una balacera en Thousand Oaks, California, el 8 de noviembre de 2018. (KABC via AP)

Por KRYSTA FAURIA,  Associated Press

THOUSAND OAKS, California — Usando una bomba de humo y una pistola, un exsoldado de la infantería de Marina de Estados Unidos abrió fuego contra una multitud que celebraba una “noche universitaria” en un bar de música country en el sur de California, matando a 12 personas y haciendo que cientos huyeran despavoridos, informaron las autoridades el jueves. Al parecer el agresor, vestido de negro y con una capucha, se suicidó.

Las autoridades siguen investigando el motivo del tiroteo del miércoles por la noche. El atacante fue identificado como David Long, exmarine de 28 años.

Las autoridades dijeron que la primavera pasada Long tuvo un episodio de comportamiento errático que creyeron que fue indicio de un trastorno de estrés postraumático debido a sus antecedentes militares.

Geoff Dean, jefe de la policía del condado Ventura, dijo que su departamento tuvo varios contactos previos con Long, incluso una visita a su domicilio en abril, cuando varios policías lo encontraron furioso y actuando irracionalmente.

El jefe de policía dijo que en ese momento se llamó a un equipo de crisis mental y concluyeron que no era necesario que Long estuviera bajo custodia.

Varios de los clientes en el bar hablaron el jueves sobre lo sucedido en el tiroteo. Dijeron que gritaron de pánico, exclamaron “¡Abajo!” y usaron taburetes para romper los ventanales del segundo piso y tratar de ponerse a salvo cuando comenzó el tiroteo en el Borderline Bar & Grill, un bar popular entre los estudiantes de la Universidad Luterana de California que se encuentra cerca.

Entre los fallecidos hay 11 personas que estaban dentro del establecimiento y un sargento que estaba dentro del lugar, dijo Dean.

“La de ahí dentro es una escena horrible”, dijo Dean en una conferencia de prensa en el estacionamiento del Borderline Bar & Grill. “Hay sangre por todas partes”.

El asesino lanzó un dispositivo de humo y traía una pistola calibre .45, dijo un policía a The Associated Press. El agente no dio su nombre porque no estaba autorizado a dar información sobre el caso.

Se trata del peor tiroteo en Estados Unidos desde que 17 estudiantes y maestros fueron asesinados en una escuela secundaria de Parkland, Florida, hace nueve meses. Además, ocurrió menos de dos semanas después de una balacera en una sinagoga en Pittsburgh donde murieron 11 personas.

Trump elogió a la policía por su “enorme valentía” en el ataque de California. “Dios bendiga a todas las víctimas y las familias de las víctimas”, agregó.

El pistolero era alto y vestía de negro con una capucha que cubría su cabeza y tapaba parcialmente su rostro, relataron testigos a las televisoras. Dijeron que el atacante disparó primero contra un portero de seguridad en la entrada del local y después abrió fuego sobre la multitud de una forma que parecía aleatoria.

“Me tiré al piso”, dijo Sarah Rose DeSon al programa “Good Morning America” de la cadena ABC. “Un amigo gritó ¡todos abajo! Nos escondimos detrás de las mesas tratando de resguardarnos”, recordó.

Tayler Whitler, de 19 años, dijo que se encontraba en la pista de baile con sus amigas cuando vio al pistolero disparar y escuchó gritos de “agáchense”.

“Fue realmente aterrador”, dijo Whitler a la cadena KABC-TV mientras su padre la acompañaba en el estacionamiento del Borderline. “Parecía que sabía lo que estaba haciendo”.

Muchas otras personas sufrieron heridas menores, incluidas algunas causadas por el intento de escapar, dijo Dean.

El sargento policial Ron Helus y un policía de caminos que se encontraba cerca del lugar fueron los primeros en responder a varias llamadas a los servicios de emergencia y llegaron al Borderline alrededor de las 11:20 de la noche, señaló el responsable policial.

Helus fue abatido fatalmente de forma inmediata con varios disparos, dijo Dean. El policía de caminos esperó hasta la llegada de un equipo SWAT y muchos otros agentes. Para cuando entraron en el bar de nuevo, los disparos habían cesado. Encontraron los cuerpos sin vida de 12 personas, incluido el del pistolero.

Según la página web del Borderline, el miércoles se ofrecían lecciones de pasodoble country durante la noche universitaria semanal.

Las balaceras son un fenómeno poco frecuente en Thousand Oaks, una ciudad de 130,000 personas a unas 40 millas al oeste de Los Ángeles, muy cerca de los límites del condado.

Helus tenía 29 años de experiencia en el cuerpo policial. El veterano policía estaba casado y tenía un hijo, y pesaba jubilarse el próximo año, dijo su superior, que no pudo contener las lágrimas varias veces mientras hablaba sobre el sargento, con quien también tenía una amistad profunda.

“Ron era muy trabajador, era un sargento que estaba totalmente comprometido”, dijo Dean, añadiendo que “esta noche, como le dije a su esposa, ha muerto un héroe porque entró para salvar vidas”.

Medias Rojas conquistan de nuevo la Serie Mundial

Medias Rojas conquistan de nuevo la Serie Mundial

Los Medias Rojas de Boston festejan la conquista de la Serie Mundial ante los Dodgers de Los Ángeles, el domingo 28 de octubre de 2018 (AP Foto/David J. Phillip)

Por RONALD BLUM,  Associated Press

LOS ÁNGELES, California (AP) — El pitcheo de David Price, dos jonrones de Steve Pearce y la estrategia de Alex Cora. Ésa fue la fórmula para que los Medias Rojas conquistaran otra Serie Mundial.

David Price, de los Medias Rojas de Boston, festeja luego de poner fin al tercer inning del quinto juego de la Serie Mundial ante los Dodgers de Los Ángeles, el domingo 28 de octubre de 2018 (AP Foto/David J. Phillip)

Y ahora, un equipo que al comienzo del siglo arrastraba un maleficio, es la envidia del resto de las mayores.

Boston ganó la Serie Mundial por cuarta vez en 15 años, al doblegar el domingo 5-1 a los Dodgers de Los Ángeles en el quinto juego.

Cora se convirtió en el primer manager de Puerto Rico y el segundo latinoamericano en la historia en ganar el Clásico de Otoño. Es apenas el quinto piloto que consigue coronarse en su campaña de novato.

“Los fanáticos en Boston son tan locos como los de Puerto Rico, no puedo imaginar lo que está sucediendo en Boston”, dijo Cora durante la premiación que cerró una campaña memorable de su equipo.

Tras comenzar la temporada regular con una derrota, los discípulos de Cora montaron una foja de 17-2. Luego, los Medias Rojas impusieron un récord de la franquicia con 108 victorias.

Avasallaron a sus archirrivales Yanquis de Nueva York y a los Astros de Houston, campeones defensores, durante los playoffs de la Liga Americana. Luego, finiquitaron una serie en la que fueron infinitamente superiores.

“Es muy especial ver a todos estos adultos que festejan ahora como niños. De eso se trata el deporte”, comentó Price, quien lanzó pelota de tres hits hasta la octava entrada.

Clayton Kershaw, abridor de los Dodgers de Los Ángeles, se sienta en el dugout durante el quinto juego de la Serie Mundial ante los Medias Rojas de Boston, el domingo 28 de octubre de 2018 (AP Foto/Jae C. Hong)

La historia reciente de Boston es así radicalmente opuesta a la que atormentó a la franquicia durante los 86 años de la “Maldición de Babe Ruth”. Esa sequía terminó en 2004 y, desde entonces, los Medias Rojas se han convertido en el mejor equipo en lo que va del siglo XXI.

“No sé qué lugar ocupamos en la historia y todo eso”, señaló el gerente general Dave Dombrowski. “Si alguien me hubiera dicho que íbamos a ganar 119 juegos y a perder 57, no lo hubiéramos concebido”.

Pearce, nombrado el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial, conectó dos bambinazos una noche después de que su jonrón y un doble de tres carreras fueron la clave en una remontada. El primer jonrón de Pearce llegó apenas al sexto lanzamiento del abridor Clayton Kershaw.

“Es la mejor sensación que he tenido en mi vida”, exclamó Pearce, adquirido en junio a Toronto.

Mookie Betts y J.D. Martínez dispararon también sendos vuelacercas solitarios en la sexta y séptima entrada por Boston, que sumó tres palos de cuatro esquinas frente a Kershaw.

El segundo cuadrangular de Pearce llegó en el octavo episodio, ante el dominicano Pedro Báez, con lo que el ánimo del público local se apagó en definitiva.

En cambio, los seguidores del equipo visitante comenzaron a unirse en coros de “Vamos, Medias Rojas” y entonaron la canción emblemática del equipo, “Sweet Caroline”. Muchos de ellos seguían cantando junto a la raya de la inicial, mucho tiempo después de que cayó el último out, un ponche de Chris Sale a Manny Machado.

“Somos un grupo de peleadores”, destacó Pearce. “Y este es exactamente el desenlace que sabíamos que llegaría”.

Los Dodgers perdieron el séptimo juego de la Serie Mundial del año pasado ante Houston, también en su casa y por la misma pizarra de 5-1. Ahora, son ellos quienes parecen paralizados por un conjuro. No ganan la Serie Mundial desde 1988.

El único equipo que había perdido como local el encuentro definitivo de una Serie Mundial en dos años consecutivos era el de los Gigantes de Nueva York, doblegados por los Yanquis en Polo Grounds en 1936 y 37.

“Jugamos contra un equipo muy bueno, y fue un poco mejor que nosotros”, justificó el manager de los Dodgers, Dave Roberts, quien jugó para los Medias Rojas campeones de 2004.

Boston superó a Los Ángeles por 28 carreras contra 16, y tuvo un promedio de bateo ligeramente superior, de .222 frente a .180. Pero los Medias Rojas contaron con bateo oportuno y lograron su noveno cetro, igualando a los Atléticos en el tercer puesto, sólo detrás de los Yanquis (27) y los Cardenales (11).

Lo único que impidió a Boston barrer la serie fue una derrota en 18 innings en el tercer juego, el más largo en la historia de la Serie Mundial. En el cuarto duelo estuvieron abajo por 4-0.

Sale arengó entonces a sus compañeros con un discurso incendiario en el que abundaron las palabras malsonantes. Y sus compañeros despertaron a tiempo imponerse por 9-6.

“No dije nada que alguien no supiera”, explicó Sale. “Sólo reuní a la tropa y le hice saber que éramos el mejor equipo del mundo, y que era tiempo de jugar como tal”.

En el quinto no hubo necesidad de remontar. Boston nunca estuvo en desventaja.

Por los Medias Rojas, el dominicano Rafael Devers de 4-1. El puertorriqueño Christian Vázquez de 3-0.

Por los Dodgers, el puertorriqueño Enrique Hernández de 4-0. El dominicano Manny Machado de 4-0. El cubano Yasiel Puig de 3-1.

Con hit de Martínez, Boston amplía ventaja en Serie Mundial

Con hit de Martínez, Boston amplía ventaja en Serie Mundial

J.D. Martínez, bateador designado de los Medias Rojas de Boston, conecta un sencillo productor de dos carreras ante los Dodgers de Los Ángeles, en el segundo juego de la Serie Mundial, el miércoles 24 de octubre de 2018 (AP Foto/Elise Amendola)

Por JIMMY GOLEN,  Associated Press

BOSTON, Massachusetts — J.D. Martínez y los Medias Rojas hicieron magia con dos outs durante los playoffs de la Liga Americana. En la Serie Mundial están demostrando que les quedan más trucos en la chistera.

Martínez rompió el empate en la quinta entrada con dos outs, mediante un sencillo de dos carreras y Boston se impuso el miércoles 4-2 a los Dodgers de Los Ángeles para ampliar a 2-0 su ventaja en el Clásico de Otoño.

“Simplemente tenemos a peloteros que hacen un trabajo realmente especial para prolongar los turnos al bate y aportar variantes en la alineación”, comentó Martínez. “Pienso que todos se enorgullecen de eso”.

Martínez ha sido la chispa del bateo durante buena parte de esos ataques con dos outs durante octubre. Llegó al duelo del miércoles con un promedio de .667 y un OPS de 1.515 cuando hay dos fuera en la postemporada.

Pese a torcerse el tobillo derecho en el primer juego, Martínez llegó a 13 producidas en 11 partidos de playoffs. Siete de esas impulsadas han sido con dos outs.

“Se trata de encontrar la forma de estropearle el mejor lanzamiento a un pitcher”, comentó.

David Price, quien hace poco parecía incapaz de responder en los playoffs, lanzó pelota de tres hits en seis innings, e hilvanó su segunda victoria en postemporada.

Craig Kimbrel cerró el duelo ante la algarabía en el Fenway Park. Los Medias Rojas han obtenido la mitad de los triunfos que requieren para conquistar lo que sería su cuarto campeonato en 15 temporadas.

El tercer juego está previsto para el viernes en Los Ángeles. Los Dodgers buscarán evitar un déficit de 0-3, del que ningún equipo se ha recuperado jamás en el Clásico de Otoño.

Boston ha ganado 14 de sus últimos 16 duelos de la Serie Mundial, desde que barrió en cuatro compromisos a los Cardenales de San Luis en 2004.

Nada mal para un club que pasó 86 años sin conquistar una sola vez el Clásico de Otoño, en medio de la Maldición del Bambino.

Price está conjurando otro maleficio.

Se había ido con foja de 0-9 en sus primeras 10 aperturas de postemporada, y su equipo jamás había ganado un encuentro de playoffs abierto por él antes de este año.

Ahora, Boston ha ganado en los últimos tres inicios de Price, incluido el definitivo quinto encuentro de la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Astros, campeones de la Serie Mundial anterior. En aquel encuentro, Price lanzó seis episodios en blanco.

“Éste es el escenario más grande del béisbol”, dijo Price, luego de cumplir su apertura más larga en postemporada desde que firmó un convenio por siete años y 217 millones de dólares para llegar a Boston en 2016. “Poder hacerlo hace que me sienta bien, seguro. Me siento emocionado por mí mismo, por todos mis compañeros y por los coaches. Estamos a sólo dos victorias”.

Durante otra noche gélida en el Fenway, Price controló al equipo que más carreras anotó en la Liga Nacional. No permitió un solo hit en tres innings y retiró a sus últimos siete rivales.

“Estoy consciente de los números y todo esto, pero este chico siempre ha sido un gran pitcher”, destacó el manager boricua de Boston, Alex Cora. “Ha sido uno de los mejores lanzadores en las mayores por un tiempo”.

Sólo pasó problemas en el cuarto acto, cuando las bases se llenaron sin outs, por medio de dos sencillos y un boleto. Los Dodgers tomaron entonces una ventaja de 2-1, su primera en la serie.

Pero los Medias Rojas, que totalizaron 108 triunfos en la temporada regular, reaccionaron una vez más. Y de nuevo lo hicieron con dos outs.

En una estupenda racha de bateo oportuno que ha sido su sello durante toda la campaña, Boston anotó sus cuatro carreras del segundo juego con dos outs, incluido el rally de tres anotaciones en el quinto capítulo, que sólo comenzó después de que el abridor surcoreano Hyun-Jin Ryu retiró a Ian Kinsler y a Jackie Bradley Jr.

El puertorriqueño Christian Vázquez pegó un sencillo, Mookie Betts hizo lo propio y Andrew Benintendi se fue a la cuenta llena antes de negociar un boleto que dejó la casa repleta y que puso fin a la labor de Ryu.

Ryan Madson entregó una base por bolas a Steve Pearce para que el encuentro se empatara.

Martínez, quien impulsó 130 carreras en la campaña regular, pegó una línea que dejó la pelota delante del jardinero derecho Yasiel Puig, para producir las dos carreras que colocaron la pizarra 4-2.

“La diferencia es que ellos obtuvieron el hit importante cuando lo necesitaron y nosotros no”, lamentó el manager de los Dodgers, Dave Roberts.

Por los Dodgers, el dominicano Manny Machado de 4-1 con una anotada. El puertorriqueño Enrique Hernández de 2-0. Los cubanos Puig de 3-1 con una remolcada, Yasmani Grandal de 1-0.

Por los Medias Rojas, el dominicano Rafael Devers de 4-0. El boricua Vázquez de 3-1 con una anotada.

Por JIMMY GOLEN,  Associated Press

BOSTON, Massachusetts — J.D. Martínez y los Medias Rojas hicieron magia con dos outs durante los playoffs de la Liga Americana. En la Serie Mundial están demostrando que les quedan más trucos en la chistera.

Martínez rompió el empate en la quinta entrada con dos outs, mediante un sencillo de dos carreras y Boston se impuso el miércoles 4-2 a los Dodgers de Los Ángeles para ampliar a 2-0 su ventaja en el Clásico de Otoño.

“Simplemente tenemos a peloteros que hacen un trabajo realmente especial para prolongar los turnos al bate y aportar variantes en la alineación”, comentó Martínez. “Pienso que todos se enorgullecen de eso”.

Martínez ha sido la chispa del bateo durante buena parte de esos ataques con dos outs durante octubre. Llegó al duelo del miércoles con un promedio de .667 y un OPS de 1.515 cuando hay dos fuera en la postemporada.

Pese a torcerse el tobillo derecho en el primer juego, Martínez llegó a 13 producidas en 11 partidos de playoffs. Siete de esas impulsadas han sido con dos outs.

“Se trata de encontrar la forma de estropearle el mejor lanzamiento a un pitcher”, comentó.

David Price, quien hace poco parecía incapaz de responder en los playoffs, lanzó pelota de tres hits en seis innings, e hilvanó su segunda victoria en postemporada.

Craig Kimbrel cerró el duelo ante la algarabía en el Fenway Park. Los Medias Rojas han obtenido la mitad de los triunfos que requieren para conquistar lo que sería su cuarto campeonato en 15 temporadas.

El tercer juego está previsto para el viernes en Los Ángeles. Los Dodgers buscarán evitar un déficit de 0-3, del que ningún equipo se ha recuperado jamás en el Clásico de Otoño.

Boston ha ganado 14 de sus últimos 16 duelos de la Serie Mundial, desde que barrió en cuatro compromisos a los Cardenales de San Luis en 2004.

Nada mal para un club que pasó 86 años sin conquistar una sola vez el Clásico de Otoño, en medio de la Maldición del Bambino.

Price está conjurando otro maleficio.

Se había ido con foja de 0-9 en sus primeras 10 aperturas de postemporada, y su equipo jamás había ganado un encuentro de playoffs abierto por él antes de este año.

Ahora, Boston ha ganado en los últimos tres inicios de Price, incluido el definitivo quinto encuentro de la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Astros, campeones de la Serie Mundial anterior. En aquel encuentro, Price lanzó seis episodios en blanco.

“Éste es el escenario más grande del béisbol”, dijo Price, luego de cumplir su apertura más larga en postemporada desde que firmó un convenio por siete años y 217 millones de dólares para llegar a Boston en 2016. “Poder hacerlo hace que me sienta bien, seguro. Me siento emocionado por mí mismo, por todos mis compañeros y por los coaches. Estamos a sólo dos victorias”.

Durante otra noche gélida en el Fenway, Price controló al equipo que más carreras anotó en la Liga Nacional. No permitió un solo hit en tres innings y retiró a sus últimos siete rivales.

“Estoy consciente de los números y todo esto, pero este chico siempre ha sido un gran pitcher”, destacó el manager boricua de Boston, Alex Cora. “Ha sido uno de los mejores lanzadores en las mayores por un tiempo”.

Sólo pasó problemas en el cuarto acto, cuando las bases se llenaron sin outs, por medio de dos sencillos y un boleto. Los Dodgers tomaron entonces una ventaja de 2-1, su primera en la serie.

Pero los Medias Rojas, que totalizaron 108 triunfos en la temporada regular, reaccionaron una vez más. Y de nuevo lo hicieron con dos outs.

En una estupenda racha de bateo oportuno que ha sido su sello durante toda la campaña, Boston anotó sus cuatro carreras del segundo juego con dos outs, incluido el rally de tres anotaciones en el quinto capítulo, que sólo comenzó después de que el abridor surcoreano Hyun-Jin Ryu retiró a Ian Kinsler y a Jackie Bradley Jr.

El puertorriqueño Christian Vázquez pegó un sencillo, Mookie Betts hizo lo propio y Andrew Benintendi se fue a la cuenta llena antes de negociar un boleto que dejó la casa repleta y que puso fin a la labor de Ryu.

Ryan Madson entregó una base por bolas a Steve Pearce para que el encuentro se empatara.

Martínez, quien impulsó 130 carreras en la campaña regular, pegó una línea que dejó la pelota delante del jardinero derecho Yasiel Puig, para producir las dos carreras que colocaron la pizarra 4-2.

“La diferencia es que ellos obtuvieron el hit importante cuando lo necesitaron y nosotros no”, lamentó el manager de los Dodgers, Dave Roberts.

Por los Dodgers, el dominicano Manny Machado de 4-1 con una anotada. El puertorriqueño Enrique Hernández de 2-0. Los cubanos Puig de 3-1 con una remolcada, Yasmani Grandal de 1-0.

Por los Medias Rojas, el dominicano Rafael Devers de 4-0. El boricua Vázquez de 3-1 con una anotada.

Con jonrón de Núñez, Boston pega primero en Serie Mundial

Con jonrón de Núñez, Boston pega primero en Serie Mundial

El dominicano Eduardo Núñez, de los Medias Rojas de Boston, recorre los senderos luego de disparar un cuadrangular de tres carreras durante el primer juego de la Serie Mundial frente a los Dodgers de Los Ángeles, el martes 23 de octubre de 2018 (AP Foto/Matt Slocum)

Por BEN WALKER,  Associated Press

BOSTON, Massachusetts — El Fenway Park resultó demasiado engañoso y frío para los Dodgers. El batazo de Eduardo Núñez dio la tranquilidad a los Medias Rojas, luego de una astuta decisión del manager Alex Cora.

Como emergente, Núñez disparó un jonrón de tres carreras para estirar la ventaja de Boston, que comenzó la Serie Mundial blandiendo los maderos con autoridad y derrotó el martes 8-4 a Los Ángeles.

J.D. Martínez, de los Medias Rojas de Boston, recorre las bases luego de conectar un doble productor ante los Dodgers de Los Ángeles, el martes 23 de octubre de 2018, en el primer juego de la Serie Mundial (AP Foto/David J. Phillip)

Andrew Benintendi y J.D. Martínez lucieron explosivos con el bate en el primer duelo del Clásico de Otoño, ante unos Dodgers que además pasaron penurias para descifrar las peculiaridades de un Fenway donde no juegan a menudo.

Benintendi pegó cuatro imparables, y Martínez impulsó dos carreras en el comienzo del duelo durante una noche fría y con mucho viento.

Pero el batazo de Núñez permitió que Boston pusiera al fin más tierra de por medio respecto de sus rivales.

Nada mal para un pelotero que no figuró en la alineación de inicio. De manera controvertida, Cora decidió emplear en la antesala a otro dominicano, Rafael Devers, pese a ser zurdo, igual que Kershaw.

Cora, apenas el segundo manager latinoamericano que ha llegado a una Serie Mundial en la historia, estaba consciente de que el desempeño de Kershaw no es mucho mejor ante zurdos que frente a derechos. Se la jugó con Devers y se guardó como arma secreta a Núñez.

El piloto boricua dijo que debió conversar con Núñez, de 31 años, quien nunca había jugado en una Serie Mundial y había sido titular siempre ante lanzadores zurdos en la campaña.

“Sentimos que Raffi iba a responder ante Kershaw, y que tener a Núñez en la banca iba a dar frutos. Decidimos dejarlo en el dugout y fuera de la alineación, ante la probabilidad de que nos permitiera ganar el juego”, explicó Cora. “Y así fue”.

Núñez “estaba preparado, no se disgustó en realidad por no jugar. Yo le dije: ‘Hombre, tienes que estar listo, podrías tener un gran turno esta noche. Haz lo tuyo. Y lo hizo”.

El dominicano Eduardo Núñez, de los Medias Rojas de Boston, festeja con sus compañeros el triunfo sobre los Dodgers de Los Ángeles en el primer juego de la Serie Mundial, el martes 23 de octubre de 2018 (AP Foto/Elise Amendola

El bullpen de Boston realizó después una buena labor, durante una noche en que el duelo entre los abridores Chris Sale y Clayton Kershaw resultó decepcionante. Ninguno de los dos ases tuvo una buena actuación.

Desde el inicio, el Fenway causó todo tipo de problemas a los Dodgers.

Mookie Betts inauguró el duelo con un globo que David Freese no puto capturar. El primera base se extravió en la estrecha zona de foul cerca del graderío.

En medio de su distracción, la pelota terminó cayendo detrás de él. No aterrizó en terreno bueno, pero el desaguisado le privó de un out.

Y con una segunda oportunidad, Betts bateó una línea de sencillo que dejó la escena lista para dos carreras en la primera entrada.

“Era importante para nosotros anotar primero y ejercer algo de presión sobre ellos”, dijo Betts.

En el séptimo capítulo, el jardinero izquierdo Joc Pederson lució dubitativo al perseguir un globo de Benintendi. Corrió hacia las butacas que sobresalen cerca de la línea de foul. La pelota cayó de su guante, para un doblete.

“Uno nunca sabe. Una bandera puede volar en una dirección y el viento sopla en otra”, indicó Benintendi. “Hay que cuidarse mucho”.

Y poco después, Núñez conectó el batazo clave en un duelo que estaba 5-4.

El frío tampoco les cayó bien a los Dodgers. Mucho menos la hostilidad del público.

Con su estructura angulada, el parque se convirtió en una cámara de resonancia para los gritos del público, incluso antes del primer pitcheo.

“¡Venzan a Los Ángeles!”, fue una de las consignas más socorridas. Otras hicieron mofa de Kershaw. Y el dominicano Manny Machado, villano favorito de estos playoffs, escuchó abucheos toda la noche.

El único integrante de los Dodgers que recibió aplausos fue el manager Dave Roberts. Al ser presentado, encontró las muestras de aprecio de un público que aún recuerda su temerario robo que cambió el rumbo de la remontada de 2004 de los Medias Rojas ante los Yanquis en los playoffs.

No hubo más experiencias positivas para el piloto en el encuentro.

“No jugamos a la defensiva como solemos hacerlo. Creo que dejamos escapar unos outs ahí”, destacó. “Y no le facilitamos el trabajo a Clayton”.

Xander Bogaerts bateó un rodado de out que dio la delantera a los Medias Rojas en el quinto acto, y Devers siguió con un sencillo remolcador para colocar el encuentro en 5-3.

Después de que Manny Machado conectó un elevado de sacrificio en el séptimo capítulo para su tercera remolcada, Núñez conectó su vuelacerca por encima del Monstruo Verde, en la parte baja del inning ante Alex Wood.

David Price abrirá por Boston el segundo juego, este miércoles, frente al surcoreano Hyun-Jin Ryun. Será apenas la tercera Serie Mundial en que los dos abridores de los dos primeros juegos son zurdos. Ello había ocurrido sólo en 1963 y 1973.

Por los Dodgers, el dominicano Machado de 3-1 con tres impulsadas. El puertorriqueño Enrique Hernández de 4-0. El cubano Yasiel Puig de 3-0.

Por los Medias Rojas, los dominicanos Núñez de 1-1 con una anotada y tres impulsadas, Devers de 2-1 con una remolcada. El venezolano Sandy León de 4-2.

Dodgers evitan barrida de temporada ante Rojos al ganar 8-1

PORTADA – Justin Turner (10) de los Dodgers de Los Angeles tras anotar una carrera ante los Rojos de Cincinnati. (AP Foto/John Minchillo)

CINCINNATI, Ohio (AP) — Yasmani Grandal y Justin Turner remolcaron tres carreras cada uno, y los Dodgers de Los Ángeles derrotaron el miércoles 8-1 a Cincinnati, salvándose de ser barridos en la temporada por los colistas Rojos.

Joc Pederson disparó un jonrón y Grandal aportó tres hits para la causa de los Dodgers.

Los Ángeles amaneció un juego y medio detrás de Colorado, líder de la División Oeste de la Liga Nacional, y tres juegos detrás de San Luis por el segundo comodín de la liga

Los Dodgers tenían foja de 0-6 en la campaña ante los Rojos y estuvieron a punto de ser barridos por Cincinnati en el curso de una temporada por primera vez.

Scooter Gennett se fue 4-1 por Cincinnati para mantenerse como primero en promedio de bateo en el circuito con .321. José Peraza puso en ventaja a Cincinnati con un jonrón en el primer episodio.

Por los Dodgers, el dominicano Manny Machado de 4-0. El puertorriqueño Enrique Hernández de 5-0. Los cubanos Yasmani Grandal 5-3, tres impulsadas; y Yasiel Puig de 4-3, dos anotadas.

Por los Rojos, los venezolanos José Peraza de 4-1, una anotada y una remolcada; y Eugenio Suárez de 4-0.

Rojos vencen a Dodgers por 6ta vez en la campaña

PORTADA – Brandon Dixon (izquierda) festeja con el coach de la antesala de los Rojos de Cincinnati, Billy Hatcher, luego de conectar un jonrón en el segundo inning del duelo del martes 11 de septiembre de 2018 ante los Dodgers de Los Ángeles (AP Foto/John Minchillo)

CINCINNATI, Ohio (AP) — Brandon Dixon y Scott Schebler, exprospectos de los Dodgers, aportaron sendos jonrones para que los Rojos de Cincinnati se impusieran el martes 3-1 a Los Ángeles.

Los Dodgers, campeones defensores de la Liga Nacional, tienen sin embargo un récord de 0-6 en la temporada ante los Rojos, que son colistas de la División Central. Los Ángeles comenzó la jornada un juego y medio detrás de Colorado, el líder de la División Oeste, y dos encuentros debajo de San Luis, en la puja por el segundo boleto de comodín a la postemporada.

Dixon disparó su vuelacerca en el segundo inning, y Schebler lo consiguió en el tercero para colocar la pizarra en 2-0 ante Hyun-Jin Ryu (4-3). El venezolano José Peraza otro exprospecto de Los Ángeles, conectó dos imparables.

Dixon, Peraza y Schebler fueron adquiridos a los Dodgers en diciembre de 2015, como parte de un canje que involucró a tres clubes y que envió a Todd Frazier de Cincinnati a los Medias Blancas de Chicago.

Scooter Gennett bateó dos inatrapables, incluido un sencillo productor en el quinto acto. Elevó su promedio a .321, el mejor de las Grandes Ligas.

El dominicano Luis Castillo (9-12) permitió una carrera y cuatro hits en seis innings y un tercio, durante los que repartió nueve ponches. El cubano Raisel Iglesias resolvió el noveno sin tolerar hit, para su 26to salvamento en 30 oportunidades.

Por los Dodgers, el dominicano Manny Machado de 4-1. Los cubanos Yasmani Grandal de 3-1, Yasiel Puig de 2-0.

Por los Rojos, los venezolanos José Peraza de 4-2, Eugenio Suárez de 4-2. El dominicano Gabriel Guerrero de 3-1.

Gennett y Votto ayudan a Rojos en 5to triunfo ante Dodgers

PORTADA – El jugador de los Rojos de Cincinnati, Joey Votto, se barre en el plato para anotar con un sencillo productor de Scooter Gennett ante el abridor de los Dodgers de Los Ángeles, Alex Wood, al fondo, en el primer inning de un juego de béisbol, el lunes 10 de septiembre de 2018, en Cincinnati. (AP Foto/John Minchillo)

CINCINNATI, Ohio (AP) — Scooter Gennett totalizó cuatro imparables y tres impulsadas, Joey Votto pegó un doble productor de dos carreras en su cumpleaños y los Rojos de Cincinnati mejoraron a 5-0 contra los Dodgers de Los Ángeles esta temporada con una victoria el lunes por 10-6.

El venezolano Eugenio Suárez añadió un jonrón solitario para los Rojos, últimos de la División Central, y su compatriota José Peraza tuvo dos hits y tres carreras anotadas. Eso ayudó a Cincinnati a sobreponerse a un cuadrangular de dos carreras de Chris Taylor y un bambinazo solitario del cubano Yasmani Grandal.

Los Ángeles acababa de llevarse dos de tres encuentros en la serie del fin de semana en el Coors Field lo que dejó a los Dodgers medio juego detrás del primer lugar de la División Oeste, Colorado. Los Rockies jugaban más tarde contra Arizona.

Jared Hughes (4-3) obligó al cubano Yasiel Puig a sacar una línea para doble play con las bases llenas que puso fin al séptimo episodio luego de un turno de 11 lanzamientos, y añadió un octavo capítulo perfecto para llevarse la victoria.

Gennett, segundo en bateo en la Liga Nacional al entrar al juego, se fue de 5-4 para impulsar su promedio de bateo a.320 con su sexto encuentro de múltiples imparables en sus últimas nueve apariciones.

Alex Wood (8-7) fue vapuleado en su salida más corta en 14 aperturas desde que duró apenas dos innings el 3 de junio en Colorado. Los Rojos acumularon ocho hits y siete carreras, seis limpias, con dos bases por bolas y seis ponches ante él.

Por los Dodgers, el puertorriqueño Enrique Hernández de 2-0. Los cubanos Grandal de 3-1 con una producida y una anotada, y Puig de 1-0.

Por los Rojos, los venezolanos Peraza de 4-2 con una impulsada y tres anotadas, y Suárez de 4-1 con una producida y una anotada. El dominicano Gabriel Guerrero de 1-0.