Zuckerberg sale ileso de su primer día de comparecencias

El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, inicia dos días de audiencias ante el Congreso por un escándalo de privacidad que afecta a su empresa, el martes 10 de abril de 2018 en Washington. (AP Foto/Andrew Harnik)

Por MARY CLARE JALONICK, BARBARA ORTUTAY y DAVID HAMILTON

WASHINGTON (AP) — Asediado por la peor debacle en materia de privacidad de su compañía, el director general de Facebook, Mark Zuckerberg, libró el martes un interrogatorio a veces agresivo por parte de los legisladores, quienes lo acusaron de no proteger la información personal de millones de usuarios estadounidenses del intento de los rusos de interferir en las elecciones de Estados Unidos.

Durante unas cinco horas de interrogatorio en el Senado, Zuckerberg se disculpó varias veces por las fallas de Facebook, dio a conocer que su compañía está “colaborando” con el fiscal especial Robert Mueller en la pesquisa federal sobre la injerencia rusa y aseveró que está trabajando duro para cambiar sus propias operaciones, luego de que una empresa de análisis de datos recopiló información privada de millones de usuarios.

El senador John Thune, de Dakota del Sur, cuestiona al director general de Facebook, Mark Zuckerberg, durante su declaración ante las comisiones de Comercio y Justicia del Senado en el Capitolio, el martes 10 de abril de 2018. (AP Foto/Andrew Harnik)

Poco impresionado por sus palabras, el senador John Thune le dijo a Zuckerberg que su compañía tenía 14 años disculpándose por “decisiones desacertadas” relacionadas con la privacidad. “¿Por qué es diferente la disculpa de hoy?”, cuestionó Thune.

“Hemos cometido muchos errores en el manejo de la compañía”, respondió Zuckerberg, y Facebook debe trabajar más duro para garantizar que las herramientas que crea sean usadas de maneras “correctas y provechosas”.

La controversia ha dado pie a una avalancha de publicidad negativa y ha provocado el desplome de las acciones de su compañía, pero Zuckerberg parecía tener algo de éxito debido a que las acciones de Facebook subieron 4.5% el martes, la mayor ganancia en dos años.

En resumen, salió en gran medida ileso de su primer día de comparecencia en el Congreso. Zuckerberg, de 33 años, se enfrentará a los interrogadores de la Cámara de Representantes el miércoles.

El fundador de la red social más conocida del mundo compareció vestido con un traje y corbata, dejando de lado la camiseta que lo caracteriza. Aun así, su juventud proyectó un profundo contraste con sus inquisidores, de mayor edad y cabello cano, en el Senado.

Además, la enorme complejidad de la red social que Zuckerberg creó a veces venció los intentos de los legisladores de presionarlo sobre fallos específicos de Facebook y cómo solucionarlos.

Hay muchas cosas en juego tanto para Zuckerberg como para su compañía. Facebook ha enfrentado su falla más grave de privacidad luego de que se dio a conocer el mes pasado que la empresa de análisis de datos Cambridge Analytica, vinculada con la campaña presidencial de Trump de 2016, recopiló indebidamente información de unos 87 millones de usuarios de la red social. Zuckerberg ha ofrecido disculpas durante gran parte de las últimas dos semanas y también lo hizo en su comparecencia del martes.

Fotos de tamaño natural del jefe de Facebook, Mark Zuckerberg, son exhibidas en el jardín del Capitolio en Washington, martes 10 de abril de 2018, a la espera de la comparecencia de Zuckerberg ante comisiones del Senado. (AP Foto/Carolyn Kaster)

Aunque se mostró nervioso en algunas ocasiones, pareció ganar confianza conforme transcurría el día. Zuckerberg, una icónica figura como empresario multimillonario que cambió la forma en la que las personas de todo el mundo se relacionan entre sí, evocó varias veces al dormitorio de la Universidad de Harvard, donde dijo que Facebook cobró vida.

En ocasiones demostró mucho temple. Después de preguntas agresivas sobre el supuesto sesgo político de Facebook por parte del senador Ted Cruz, por ejemplo, Zuckerberg sonreía.

“Eso estuvo muy bien”, dijo tras el diálogo que mantuvo con Cruz.

Sus respuestas cuidadosas pero a menudo directas, impregnadas de los detalles a veces oscuros de las funciones subyacentes de Facebook, repelieron la interrogación agresiva.

Cuando la situación se puso difícil, Zuckerberg recurrió a que “nuestro equipo debería dar seguimiento a eso con usted, senador”.

Como resultado, encontró relativamente fácil regresar a temas familiares como que Facebook cometió errores, que él y sus ejecutivos lo lamentan, y que están trabajando muy duro para corregir los problemas y salvaguardar los datos de los usuarios.

En cuanto a la pesquisa federal sobre la injerencia rusa que ha acaparado la mayor parte de la atención de Washington por meses, Zuckerberg dijo que no ha sido interrogado personalmente por el equipo de Mueller, pero “sé que estamos colaborando con ellos”. No proporcionó más detalles, argumentando inquietudes sobre las reglas de confidencialidad de la pesquisa.

A principios del año, Mueller acusó a 13 individuos rusos y a tres compañías rusas de ser parte de un plan para interferir en los comicios presidenciales de 2016 a través de una campaña de propaganda que incluía la compra de anuncios en línea usando sobrenombres estadounidenses y haciendo política en suelo estadounidense. Parte de la publicidad rusa estaba en Facebook.

Gran parte de la campaña estaba dirigida a desacreditar a la candidata demócrata Hillary Clinton y por consiguiente a ayudar al entonces candidato republicano Donald Trump, o simplemente a motivar la división y menoscabar la fe en el sistema de Estados Unidos.

Zuckerberg dijo que Facebook había sido inducido a creer que Cambridge Analytica había eliminado la información de los usuarios de Facebook que había recopilado, y destacó que había sido un “claro error”. Indicó que Facebook había considerado que la recolección de datos era un “caso cerrado” porque pensó que la información había sido desechada.

Facebook empieza a alertar usuarios afectados por privacidad

ARCHIVO – Foto tomada el 26 de marzo del 2018 de un usuario de Facebook cambiando sus niveles de privacidad.  (AP Photo/Jeff Chiu)

WASHINGTON (AP) — Facebook comenzó a alertar el martes a ciertos usuarios que su información quedó comprometida debido al escándalo de privacidad de Cambridge Analytica.

Al entrar a la red social, algunos usuarios vieron una notificación que les decía que “uno de sus amigos” usó Facebook para ingresar a una aplicación sobre personalidad llamada “This Is Your Digital Life”, que ahora está prohibida.

La notificación dice que la aplicación abusó de la información obtenida –incluyendo el perfil público, los “Me Gusta”, fechas de cumpleaños y ciudad de residencia– al compartirla con la empresa de búsqueda y procesamiento de data Cambridge Analytica.

Se supone que hasta 87 millones de usuarios cuya información podría haber sido compartida de esta manera iban a recibir a partir del lunes un mensaje detallado sobre la información en su canal de noticias.

Facebook dice que más de 70 millones de los usuarios afectados están en Estados Unidos, aunque hay más de un millón tanto en Filipinas como en Indonesia y Gran Bretaña.

Horas más tarde, grupos de usuarios presentaron demandas separadas contra Facebook, acusando a la red social de violar su privacidad al compartir datos con Cambridge Analytica.

Una demanda, presentada en California, pide el cese de lo que califica de prácticas injustas y engañosas por parte de Facebook.

Otra demanda, presentada en Delaware, asevera que Facebook violó un acuerdo firmado en el 2011 con la Comisión Federal de Comercio. Acusa también a Cambridge Analytica y a sus socios, señalándolos de fraude al obtener los datos personales de unos 80 millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento, y ni siquiera su conocimiento.

Ambas demandas buscan estatus de denuncia colectiva. Abogados involucrados en el caso de Delaware dicen estar al tanto de una docena de demandas adicionales.

Facebook rehusó comentar al respecto más allá de reiterar declaraciones anteriores de que la empresa considera que Cambridge Analytica abusó de su confianza.

Por su parte, Twitter dijo que respalda la Ley de Publicidad Honesta, un proyecto presentado por los partidos en Estados Unidos para volver más transparente la publicidad política al revelar quién la paga y otra información.

Google, Facebook y Twitter fueron interrogados a fines del año pasado acerca de la injerencia rusa en las elecciones y se les preguntó si apoyarían el proyecto. Google no respondió el martes a un pedido de declaraciones.

Zuckerberg comparece ante el Congreso de EEUU

Fotos de tamaño natural del jefe de Facebook, Mark Zuckerberg, son exhibidas en el jardín del Capitolio en Washington, martes 10 de abril de 2018, a la espera de la comparecencia de Zuckerberg ante comisiones del Senado. (AP Foto/Carolyn Kaster)

Por MARY CLARE JALONICK y BARBARA ORTUTAY

WASHINGTON (AP) — Después de asegurar en privado a los senadores que su empresa hará las cosas mejor, el jefe de Facebook, Mark Zuckerberg inicia dos días de audiencias ante el Congreso estadounidense que serán muy públicas, y posiblemente un punto de inflexión para la enorme red social creada por él.

Zuckerberg mantuvo reuniones a puertas cerradas con los senadores el lunes, anticipando la oferta pública de disculpas al Congreso tras la revelación de que Cambridge Analytica, una firma de recolección de datos vinculada con la campaña presidencial de Donald Trump, reunió información personal de 87 millones de usuarios para tratar de afectar las elecciones.

Ya ha ofrecido varias veces disculpas a los usuarios y el público en general, pero es la primera vez que comparece ante el Congreso. Zuckerberg declarará en las próximas horas ante las comisiones de Energía y Comercio del Senado y ante un comité de la Cámara de Representantes el miércoles.

En las audiencias, tratará no solo de recuperar la confianza del público en su empresa sino de evitar las regulaciones federales insinuadas por algunos legisladores. En declaraciones escritas difundidas el lunes por la comisión de Energía y Comercio de la cámara, que se prevé leerá el miércoles. Zuckerberg ofrece disculpas por las noticias falsas, el discurso racista, la falta de privacidad y la interferencia rusa en las elecciones de 2016 a través de las redes sociales.

“No tuvimos una visión suficientemente amplia de nuestra responsabilidad y ese fue un gran error”, dice en las declaraciones. “El error fue mío y lo lamento. Yo inicié Facebook, lo dirijo y soy responsable de lo que sucede aquí”.

Después de resistir pedidos anteriores de ir a declarar, Zuckerberg aceptó concurrir al capitolio al aparecer informes, confirmados por la empresa, de que Cambridge Analytica recolectó datos de usuarios de Facebook. En las declaraciones, Zuckerberg dijo que su compañía tiene la responsabilidad de asegurar que no se repita lo sucedido con Cambridge Analytica.

Se prevé que habrá preguntas también sobre el uso de redes sociales por Rusia durante las elecciones de 2016, lo que es tema de varias investigaciones del Congreso y del fiscal especial Robert Mueller.

Escándalo de Facebook afectó a más de los que se creía

Por BARBARA ORTUTAY

NUEVA YORK (AP) — Facebook anunció el miércoles que millones de personas más de las que se creía, podrían haber quedado expuestas por el escándalo de privacidad de Cambridge Analytica y agregó que restringiría los datos de usuarios a los que terceros pueden tener acceso.

En tanto, funcionarios legislativos dijeron que Mark Zuckerberg, director general de la red social, deberá comparecer ante el Congreso la próxima semana, y Facebook anunció una nueva política de privacidad que intenta dar una explicación más clara de los datos que recolecta sobre los usuarios, aunque no cambia lo que recolecta y comparte.

Facebook se enfrenta a su peor escándalo de privacidad en años, luego de que Cambridge Analytica, una firma de análisis de datos afiliada a Donald Trump, usó información obtenidos de forma indebida de millones de usuarios para influenciar las elecciones. Facebook dijo el miércoles que se pudieron haber obtenido datos de hasta 87 millones de personas, comparados con los 50 millones que se mencionaron inicialmente.

Este lunes, todos los usuarios de Facebook recibirán una notificación en su muro con un vínculo a las aplicaciones que utilizaron y qué información han compartido con esas apps. Tendrán la oportunidad de borrar las apps que no quieran. Los usuarios cuyos datos fueron compartidos con Cambridge Analytica, serán avisados. Facebook indicó que la mayoría de ellos están en Estados Unidos.

Ahora que el acceso a datos por parte de terceros está bajo escrutinio, Facebook mencionó varios cambios para fortalecer sus políticas.

A lo largo de la evolución de Facebook, desde una red cerrada limitada a la Universidad de Harvard y sin publicidad, hasta una empresa gigantesca con ingresos por publicidad de 40,000 millones de dólares y enormes subsidiarias como Instagram y WhatsApp, sus criterios de privacidad han cambiado una y otra vez.

Según sus detractores, en cada ocasión los cambios significaron menos protección para el usuario en pro de una mayor apertura. Por otro lado, la presión regulatoria y de los usuarios en ocasiones ha obligado a Facebook a apartarse de la recolección y uso de datos y explicarse en lenguaje llano, a diferencia del pesado lenguaje leguleyo que emplean muchas otras empresas de internet.

Algunos cambios del miércoles: Facebook ha agregado una sección para explicar que recolecta la información de contacto de los usuarios si éstos optan por “cargar, sincronizar o importar” esto al servicio. Esto puede incluir sus listas de contactos telefónicos, registros de llamadas y archivos de textos. La nueva norma dice que Facebook puede usar esta información para ayudarte “a ti y a otros a encontrar gente que quizá conozcas”.

La red aclara que las leyes locales pueden afectar lo que haga con información “delicada”, como la raza, etnicidad, salud, ideas políticas y afiliación sindical del usuario. Ésta y otra información “podría estar sujeta a protecciones especiales bajo las leyes de tu país”, dice, pero significa que la empresa difícilmente aplicará protecciones más estrictas a países con leyes de privacidad más laxas, como Estados Unidos. Facebook siempre ha tenido diferencias regionales en sus normas y el nuevo documento lo aclara.

La nueva norma también aclara que WhatsApp e Instagram son parte de Facebook y están sujetos a la misma norma de privacidad que la empresa matriz. La norma anterior no los mencionaba. Si bien WhatsApp aún no muestra publicidad, Instagram sí lo hace y la nueva política de consolidación podría ser una señal de lo que sucederá en WhatsApp.

Facebook reformula normas de privacidad tras escándalo

Por BARBARA ORTUTAY

NUEVA YORK (AP) — Las nuevas normas de privacidad de Facebook intentan dar una explicación más clara de los datos que recolecta sobre los usuarios, pero en realidad no cambia lo que recolecta y comparte. La empresa dio a conocer las revisiones el miércoles, en medio de uno de los escándalos más graves de su historia.

Aunque Facebook dice que los cambios no obedecen a los sucesos recientes ni a las normas más estrictas que acaba de promulgar la Unión Europea, el momento es oportuno. El presidente de la empresa, Mark Zuckerberg, debe comparecer ante el Congreso la semana próxima.

A medida que Facebook evolucionó desde una red cerrada, limitada a la Universidad de Harvard y sin publicidad, a una empresa gigantesca con ingresos por publicidad de 40,000 millones de dólares y enormes subsidiarias como Instagram y WhatsApp, sus criterios de privacidad han cambiado una y otra vez.

Según sus detractores, en cada ocasión los cambios significaron alejarse de la protección del usuario hacia una mayor apertura. Por otro lado, la presión regulatoria y de los usuarios en ocasiones ha obligado a Facebook a apartarse de la recolección y uso de daros y explicarse en lenguaje llano, a diferencia del denso lenguaje leguleyo que emplean muchas otras empresas de internet.

Algunos cambios del miércoles: Facebook ha agregado una sección para explicar que recolecta la información de contacto de los usuarios si éstos optan por “cargar, sincronizar o importarlos” al servicio. Esto puede incluir sus listas de contactos telefónicos, registros de llamadas y archivos de textos. La nueva norma dice que Facebook puede usar esta información para ayudar “a ti y a otros a encontrar gente que quizá conozcas”.

La norma anterior no mencionaba registros de llamadas ni archivos de textos. Varios usuarios se enteraron sorpresivamente de que Facebook reunía información acerca de las personas a las que texteaban o llamaban y por cuánto tiempo lo hacían, aunque no el contenido de los mensajes de texto. Lo hizo aparentemente sin el consentimiento explícito del usuario, aunque Facebook dijo que solo reunía esa información de usuarios de Android que lo autorizaban específicamente cuando instalaban Facebook.

La red aclara que las leyes locales pueden afectar lo que haga con información “delicada”, como la raza, etnicidad, salud, ideas políticas y afiliación sindical del usuario. Esta y otra información “podría estar sujeta a protecciones especiales bajo las leyes de tu país”, dice, pero significa que la empresa difícilmente aplicará protecciones más estrictas a países con leyes de privacidad más laxas, como Estados Unidos. Facebook siempre ha tenido diferencias regionales en sus normas y el nuevo documento lo aclara.

La nueva norma también aclara que WhatsApp e Instagram son parte de Facebook y están sujetos a la misma norma de privacidad que la empresa matriz. La norma anterior no los mencionaba. Si bien WhatsApp aún no muestra publicidad, Instagram sí lo hace y la nueva política de consolidación podría ser una señal de lo que sucederá en WhatsApp.

Facebook modifica sus normas de privacidad

Por BARBARA ORTUTAY

NUEVA YORK (AP) — Facebook anunció el miércoles que está modificando la manera en que sus usuarios pueden proteger su privacidad, en medio de críticas por la facilidad con que una empresa se robó datos personales de millones de personas y ante la inminente aplicación de una serie de regulaciones de la Unión Europea.

Los cambios no afectan las políticas de privacidad de la red social, ni la categoría de datos que recaba sobre sus usuarios, pero la empresa espera que a sus 2,200 millones adscritos se les haga más fácil navegar el complicado protocolo para ajustar los índices de privacidad.

Facebook también sostiene que desea ofrecer una manera más fácil para que la gente pueda acceder y bajar los datos que están siendo recabados.

El anuncio ocurre en medio de revelaciones de una firma consultora vinculada a la campaña de Donald Trump, Cambridge Analytica, consiguió los datos de millones de usuarios de Facebook. Ello incluía datos de amigos de personas que habían llenado un cuestionario sobre aptitudes psicológicas, a pesar de que esos amigos nunca dieron su consentimiento.

Además, Facebook está recibiendo una lluvia de críticas por recolectar durante años los nombres, números de teléfono y registros de llamadas y textos de usuarios de los teléfonos Android. Facebook no ha explicado cómo usó esa información ni por qué la necesitaba. El lunes, la Comisión Federal de Comercio advirtió que está investigando a Facebook por sus políticas de privacidad.

La directora de privacidad de Facebook, Erin Egan, dijo en un blog que la mayoría de las modificaciones se estaban planeando desde hace tiempo pero que “los acontecimientos de los últimos días han subrayado su importancia”.

Facebook anunció también que en las semanas siguientes modificará sus políticas de privacidad y su contrato de servicio, pero no dio detalles.

A lo largo de los años la compañía ha tratado de simplificar la manera en que la gente puede ajustar sus niveles de privacidad, pero los ajustes siguen siendo algo difíciles de encontrar. Por ejemplo, Facebook anunció en 2009 que estaba consolidando seis páginas de información sobre sus niveles de privacidad en una sola.

Aun así, muchos usuarios del app de Facebook para teléfonos móviles tuvieron que ir a casi 20 lugares distintos para acceder a todos los controles de privacidad. Ahora Facebook dice que los controles serán accesibles desde una sola pantalla y que añadirá “explicaciones más claras” sobre cómo funcionan sus controles de privacidad.

Activistas demandan a Facebook de discriminación en vivienda

Por LARRY NEUMEISTER

NUEVA YORK (AP) — Activistas del sector vivienda demandaron el martes a Facebook con el argumento de que les permite a arrendadores y agentes de bienes raíces colocar publicidad que discrimina a familias con hijos, mujeres y personas con discapacidades.

La demanda presentada ante una corte federal de Manhattan afirma que investigaciones realizadas por defensores del acceso equitativo a una vivienda en Nueva York, Washington, D.C., Miami y San Antonio, prueban que Facebook continúa permitiendo que sus anunciantes discriminen, a pesar de que grupos defensores de los derechos civiles y de vivienda le han notificado a la compañía desde 2016 que está violando la ley federal de acceso a la vivienda. La denuncia busca una compensación no específica y una orden de la corte para poner fin a la discriminación.

Facebook indicó en un comunicado que la demanda carece de méritos y la compañía se defenderá enérgicamente.

“En Facebook no hay lugar a la discriminación”, afirmó la compañía.

La demanda fue presentada por la Alianza Nacional de Vivienda Justa y otras organizaciones. Ocurre en momentos en los que Facebook enfrenta fuertes críticas por las acusaciones de que el despacho de consultoría política británico Cambridge Analytica utilizó detalles de 50 millones de usuarios de Facebook para ayudar al candidato republicano Donald Trump durante las elecciones presidenciales de 2016.

Los grupos de vivienda afirman que la compañía con sede en Menlo Park, California, abusó de su poder mientras se convertía en la mayor agencia de publicidad del planeta.

La explicación de la demanda sobre cómo se lleva a cabo la discriminación comienza con una descripción que sonaría atractiva para la mayoría de los anunciantes. Indicó que Facebook, con una base de consumidores superior a las 2,000 millones de personas, recaba una “mina oculta de información” que les permite a los anunciantes ir tras los consumidores que creen que encajan en su perfil de negocios.

Posteriormente les permite a los anunciantes desplazarse a través de cientos de estadísticas demográficas, comportamientos e intereses para decidir qué características quieren incluir o excluir, de acuerdo con la demanda.

La demanda afirma que la alianza pudo publicar un anuncio en Facebook de un apartamento ficticio en renta después que seleccionó opciones que excluían a individuos negros e hispanos de la audiencia a la que se mostraría el anuncio.

Tras recibir quejas, Facebook tomó medidas para combatir esa clase de anuncios discriminadores, según la demanda.

Pero agrega que labores adicionales de ProPublica y de la alianza revelaron que hasta hace unas semanas, la compañía aprobaba publicidad que discriminaba a madres, familias con hijos pequeños y personas con discapacidades.

La peor crisis de Facebook: Lo que hay que saber

Por ALEXANDRA OLSON

NUEVA YORK (AP) — Facebook enfrenta la crisis más grave de sus 14 años de vida derivada de la filtración de información de sus usuarios que fue aprovechada por consultores políticos vinculados con la campaña presidencial de Donald Trump.

Lo que hay que saber sobre el escándalo:

¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

La firma recolectora de datos Cambridge Analytica, con sede en Gran Bretaña, fue acusada de apropiarse de los perfiles de más de 50 millones de usuarios de Facebook sin su permiso para manipular las elecciones. Un ex empleado de la firma, Christophen Wylie, estuvo involucrado en esa acción y posteriormente contó la historia al periodismo.

El escándalo revivió los cuestionamientos sobre hasta qué punto Facebook puede proteger la privacidad de sus usuarios al tiempo que explota sus datos personales para alimentar su lucrativo negocio publicitario. Aumentó paralelamente la preocupación acerca de si la red puede evitar ser usada para diseminar propaganda y decidir elecciones.

Las acciones de Facebook cayeron y algunos usuarios dicen que están considerando cerrar sus cuentas.

___

¿QUÉ HIZO CAMBRIDGE ANALYTICA?

Wylie dice que la firma buscó información de Facebook para generar perfiles psicológicos de una gran parte del electorado estadounidense. Aseguró que la empresa pudo conseguir una gran cantidad de datos rápidamente con la ayuda del académico Aleksander Kogan, quien desarrolló una aplicación para Facebook llamada “Esta es tu vida digital”, que parece ser un examen sobre la personalidad de una persona.

La aplicación absorbió una cantidad de información de usuarios que le autorizaron a ingresar a sus cuentas, además de información adicional de sus amigos en Facebook.

Kogan le pagó a unas 200,000 personas para que participasen. Decenas de millones de sus amigos se vieron envueltos en la captura de datos.

___

¿CÓMO RESPONDIÓ CAMBRIDGE?

Negó haber cometido irregularidad alguna y dice que borró los datos que le pasó Kogan. Negó asimismo haber usado información de Facebook en maniobras políticas. Facebook, no obstante, dice que algunos periodistas aseguran que Cambridge Analytica conservó algunos datos, lo que desató la investigación.

Kogan sostiene que está siendo utilizado como chivo expiatorio tanto por Cambridge como por Facebook. Dice que la empresa de análisis de datos lo contactó y le aseguró que todo lo que hizo fue legal.

___

¿CUÁL ES LA CONEXIÓN CON LA CAMPAÑA DE TRUMP?

Información electoral señala que la campaña de Trump le pagó a Cambridge Analytica unos 6 millones de dólares. Pero la campaña niega haber utilizado la información de la empresa. Dice que empleó la información sobre los votantes del Comité Nacional Republicano.

Cambridge Analytica estuvo respaldada por el multimillonario Richard Mercer, administrador de fondos de alto riesgo que apoyó a Trump. En determinado momento el vicepresidente de la empresa fue Stephen Bannon, quien más tarde sería director de la campaña de Trump y asesor suyo en la Casa Blanca.

El ex asesor de seguridad nacional de Trump Michael Flynn dijo que asesoró a Cambridge Analytica en agosto pasado.

Una firma asociada con Cambridge, Strategic Communication Laboratories, afirmó que esa relación nunca se materializó. La empresa fue vinculada con la investigación que adelanta el fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa con las elecciones estadounidenses. Según el Wall Street Journal, Mueller pidió a la firma que entregue los correos electrónicos de todos los empleados que trabajaron en la campaña de Trump.

Wylie, el informante, que trabajó para Cambridge del 2013 al 2015, dice que su equipo habló con grupos de estadounidenses para identificar las cosas que les preocupaban y buscó formas de explotar esos temores a través de las redes sociales. Asegura haber producido consignas que fueron usadas por la campaña de Trump, como “limpiar el pantano” y “construir un muro” en la frontera con México.

El CEO de Cambridge Analytica Alexander Nix fue filmado en secreto alardeando del importante papel que la firma desempeñó en la campaña de Trump, según se desprende de un video difundido por el Canal 4 del Reino Unido. Nix aparece diciendo que Cambridge se ocupó de “toda la información, todos los análisis, toda la focalización” de la campaña.

___

¿POR QUÉ LA GENTE SE LA EMPRENDE CON FACEBOOK?

El fiasco parece haber cristalizado la ansiedad existente en mucha gente en torno al impacto que Facebook tiene en sus vidas diarias y en la enorme cantidad de datos que acumula.

La venta de acciones indica que se teme que se impongan nuevas regulaciones a la red que podrían afectar las ganancias y espantar avisos y usuarios a la vez.

Una comisión parlamentaria británica que investiga el asunto citó a declarar al CEO de Facebook Mark Zuckerberg y varios órganos legislativos estadounidenses también investigan.

___

¿CÓMO SE ESTÁ MANEJANDO FACEBOOK ANTE LA CRISIS?

Luego de un silencio de cinco días, Zuckerberg publicó un post admitiendo errores y delineando medidas para proteger la información. Hizo también algunas presentaciones públicas en las que ofreció disculpas por la filtración de información.

La respuesta de Facebook, no obstante, se reduce a una serie de ajustes técnicos que limitarán la cantidad de datos que pueden recopilar las aplicaciones y marcará a empresas que muestran un comportamiento problemático.

Zuckerberg se disculpa por “grave violación a la confianza”

Por BARBARA ORTUTAY, DANICA KIRKA y GREGORY KATZ

NUEVA YORK (AP) — Después de cinco días de silencio, el director general de Facebook Mark Zuckerberg se disculpó el miércoles por una “grave violación a la confianza”, reconoció errores y delineó pasos para proteger la información de los usuarios tras un escándalo sobre privacidad que involucra a una empresa de análisis de datos vinculada con Donald Trump.

“Realmente lamento mucho que ocurriera eso”, dijo Zuckerberg sobre el escándalo que involucra a la empresa Cambridge Analytica. La red social tiene la “responsabilidad” de proteger los datos de sus usuarios, afirmó en una entrevista con la cadena CNN. Si falla en eso, señaló, “no merecemos tener la oportunidad de servir a la gente”.

Ofreció sus disculpas en la televisión por cable unas horas después de que reconoció los errores de su compañía en una publicación en Facebook, pero sin pedir perdón.

Zuckerberg y la segunda al mando de la empresa, Sheryl Sandberg, habían estado en silencio desde que se dio a conocer el viernes que Cambridge Analytica habría utilizado información obtenida indebidamente de casi 50 millones de usuarios de Facebook para tratar de influenciar elecciones. Entre los clientes de Cambridge figura la campaña presidencial de Trump.

Las acciones de Facebook han caído cerca de 8% desde que se dio a conocer la noticia, lo que representa una pérdida de alrededor 46,000 millones de dólares en el valor de mercado de la compañía.

Incluso antes de que estallara el escándalo, Facebook ha dado los pasos más importantes para evitar que vuelva a ocurrir, afirmó Zuckerberg. Por ejemplo, en 2014 redujo el acceso que tenían aplicaciones externas para utilizar la información de los usuarios. Sin embargo, algunas de las medidas no se implementaron hasta un año después, lo que permitió que Cambridge accediera a la información en ese lapso.

Zuckerberg reconoció que hay más por hacer.

En un mensaje publicado el miércoles en la red social, el directivo dijo que vetará a los desarrolladores que no acepten una auditoría. El desarrollador de una aplicación ya no tendrá acceso a la información de la gente que no ha utilizado esa aplicación en tres meses. Además, en general, la información estará limitada al nombre, la fotografía de perfil y el correo electrónico del usuario, a menos que el desarrollador firme un contrato con Facebook y obtenga la aprobación del usuario.

En un mensaje aparte, Facebook indicó que informará a la gente cuya información haya tenido un mal uso. La red social se enteró por primera vez de esta violación a la privacidad hace más de dos años, pero no lo había mencionado en público hasta el viernes.

La compañía dijo que estaba “desarrollando una forma” para que la gente sepa si su información fue revisada por “This Is Your Digital Life”, una aplicación para obtener un perfil psicológico que el investigador Aleksandr Kogan creó y para la cual pagó a cerca de 270,000 personas para que participaran en ella.

Posteriormente, Cambridge Analytica obtuvo, a través de la aplicación, la información de alrededor de 50 millones de usuarios de Facebook, debido a que la aplicación también recolectó datos sobre los amigos de los usuarios, incluidos algunos que nunca la descargaron ni dieron su consentimiento explícito.

Chris Wylie, cofundador de Cambridge que renunció en 2014, ha dicho que uno de los objetivos de la empresa era influenciar las percepciones de la gente al inyectar contenido, parte de él engañoso o falso, a su alrededor. No está claro si Facebook podría decirles a los usuarios si habían visto dicho contenido.

Cambridge ha culpado a Kogan, a quien la empresa describió como proveedor. Este se describió como un chivo expiatorio.

Kogan, un investigador de psicología en la Universidad de Cambridge, comentó a la BBC que tanto Facebook como Cambridge Analytica han intentado culparlo a él, incluso cuando la empresa le aseguró que todo lo que hizo era legal.

“Uno de los grandes errores que cometí aquí fue que simplemente no hice suficientes preguntas”, señaló. “Nunca había realizado un proyecto comercial. Realmente no tenía ninguna razón para dudar de su sinceridad. Ciertamente eso es algo que lamento mucho ahora”.

Dijo que la firma pagó unos 800,000 dólares por el trabajo, pero que el dinero se les entregó a los que participaron en el sondeo.

“Mi motivación era recabar una base de datos sobre la que pudiera investigar”, afirmó. “Nunca he obtenido ningún tipo de ganancia económica a partir de esto”.

David Carroll, profesor de la Escuela de Diseño Parsons en Nueva York que demandó a Cambridge Analytica en Gran Bretaña, dijo que no está satisfecho con la respuesta de Zuckerberg, pero reconoció que “esto es sólo el principio”.

Carroll demandó a Cambridge para recuperar datos sobre él que la firma había obtenido.

“Likes” en Facebook pueden abrir puerta a ataque informativo

Por BARBARA ORTUTAY y ANICK JESDANUN

NUEVA YORK (AP) — Los “likes” (“Me gusta”) pueden decir mucho de una persona, incluso lo suficiente para dar pie a un proyecto de manipulación de votantes como el que presumiblemente emprendió una empresa afiliada a la campaña presidencial de Donald Trump, y que Facebook podría haber facilitado.

La red social se encuentra ahora en el ojo del huracán luego de que los periódicos The New York Times y The Guardian informaron que la empresa Cambridge Analytica, ex consultora de campaña de Trump, usó información obtenida indebidamente, incluidos los “me gusta”, de unos 50 millones de usuarios de la Facebook para tratar de influenciar los comicios.

Las acciones de Facebook se hundieron 7% el lunes, en su peor caída en un día desde 2014. Funcionarios de la Unión Europea y de Estados Unidos buscan respuestas, y la comisionada de información de Gran Bretaña dijo que buscará obtener una orden judicial para acceder a los servidores de Cambridge Analytica debido a que la empresa británica no había “cooperado” en su investigación. Luego de dos años de no dar a conocer la recolección de información, Facebook informó el lunes que contrató a una empresa externa para realizar una auditoría a Cambridge.

Los investigadores de un estudio de 2013 encontraron que los “me gusta” en Facebook sobre pasatiempos, intereses u otros temas, pueden indicar las características de cada persona, como su orientación sexual y afiliación política. Las computadoras analizan ese tipo de información para buscar patrones que podrían no ser obvios, como un vínculo entre la preferencia a un determinado tipo de papas fritas y una inteligencia mayor.

Chris Wylie, cofundador de Cambridge que dejó la empresa en 2014, dijo que la firma utilizó ese tipo de técnicas para conocer a los individuos y crear una matriz informativa para hacerles cambiar de opinión. Al hacer eso, indicó, la compañía “llevó las noticias falsas a otro nivel”.

“Esto se basa en el concepto de ‘dominación informativa’, que es la idea de que si puedes capturar cada canal de información alrededor de una persona y luego inyectar contenido alrededor de ellos, puedes cambiar su percepción de lo que realmente está sucediendo”, explicó Wylie el lunes en el programa “Today” de la cadena NBC. “Todavía no está exactamente claro cómo la empresa podría haber intentado hacer eso”.

El viernes por la noche, Facebook indicó que Cambridge obtuvo indebidamente la información de 270.000 personas que descargaron una aplicación descrita como una prueba de personalidad. Aquellas personas acordaron compartir su información con la aplicación con fines de investigación, y no para fines políticos. Esa información incluía quiénes eran sus amigos en Facebook y qué les gustaba, incluso aunque esos amigos no habían descargado la aplicación o dado su consentimiento.

Cambridge obtuvo información limitada sobre los amigos, pero las máquinas pueden usar respuestas detalladas de grupos más pequeños para hacer inferencias sobre el resto, señaló Kenneth Sanford, quien trabaja en la compañía de ciencia de datos Dataiku.

Cambridge estaba financiada por el multimillonario conservador Richard Mercer y en algún momento tuvo como vicepresidente a Stephen Bannon, quien posteriormente fungió como presidente de campaña de Trump y colaborador en la Casa Blanca.

La campaña presidencial de Trump pagó a Cambridge alrededor de 6 millones de dólares, de acuerdo con los registros federales de la elección, aunque recientemente los funcionarios restaron importancia a ese trabajo.

El tipo de extracción de información que Cambridge supuestamente utilizó es bastante común, pero generalmente se emplea para vender pañales y otros productos. Por ejemplo, Netflix proporciona recomendaciones personales basadas en cómo los comportamientos de visualización de una persona encajan con lo que otros clientes ven.

Sin embargo, esa técnica común puede tomar un giro inquietante si está conectada a una posible injerencia en las elecciones, dijo Robert Ricci, director de mercadotecnia de Blue Fountain Media.

Wylie señaló que Cambridge Analytica aspiraba “explorar las vulnerabilidades mentales de la gente”. Agregó que la empresa “trabaja en la creación de una red de desinformación en línea para que las personas naveguen a través de blogs, sitios web y otros documentos que los hagan pensar que hay cosas que están sucediendo, aunque podrían no ser reales”.

Wylie dijo a “Today” que aunque la publicidad política también está enfocada a votantes específicos, la labor de Cambridge estaba dirigida a garantizar que la gente no supiera que estaba recibiendo mensajes que tenían como objetivo influenciar sus opiniones.

La campaña presidencial de Trump ha negado haber utilizado la información de Cambridge. La propia empresa niega haber cometido una acción ilegal y dijo que no conserva ninguna información de Facebook y que tampoco la utilizó en su trabajo en la campaña de 2016.