Texas: Campamento de niños migrantes no cerrará a fin de año

En esta fotografía del 13 de diciembre de 2018, un grupo de menores migrantes caminan en hilera en el campamento de detención de Tornillo, en Texas. (AP Foto/Andres Leighton, Archivo)

Por GARANCE BURKE y ANITA SNOW, Associated Press

El gobierno de Estados Unidos mantendrá operando durante los albores de 2019 un campamento en Texas que alberga a más de 2,000 adolescentes migrantes, y también incrementará el número de camas en otro refugio temporal para niños en Florida, se informó el miércoles.

No te pierdas en La Jornada Latina: Algunos hechos sobre menores migrantes en custodia de EEUU

El campamento ubicado en Tornillo, en un aislado rincón del desierto, se inauguró en junio para alojar a hasta 360 menores de edad.

Después se expandió y se convirtió en un campamento de detención con vigilancia que actualmente aloja en más de 150 carpas a unos 2,300 menores migrantes, la mayoría de origen centroamericano con edades de entre 13 y 17 años.

El portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Mark Weber, dijo que Tornillo ha dejado de recibir migrantes.

Aunque originalmente se había programado que cerrara el 31 de diciembre, Weber dijo que la instalación de Tornillo finalizará sus operaciones después del Año Nuevo, pero no proporcionó la fecha exacta ni un margen de tiempo más preciso para su cierre definitivo.

La agencia trabaja con su red de refugios, incluyendo Tornillo, para entregarles los niños “a patrocinadores adecuados lo más rápido y seguro posible”, señaló.

El gobierno también planea albergar a más adolescentes en otro refugio temporal en Homestead, Florida, expandiendo el número total de camas de 1,350 a 2,350.

Las instalaciones de Tornillo fueron criticadas el mes pasado después de que se supo que el gobierno del presidente Donald Trump había exentado a los 2,100 elementos que trabajan allí de verificaciones de huellas digitales ante el FBI, y permitió que el contratista privado que opera las instalaciones tuviera un solo especialista en salud mental por cada 100 niños.

En noviembre, funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos dijeron prever que la base de datos de huellas digitales esté concluida en un mes, pero no han informado cómo van.

Los legisladores solicitaron verificaciones de antecedentes más estrictas, mayor atención en salud mental y una audiencia pública para investigar más a fondo los problemas en Tornillo, los cuales salieron a la luz tras un informe de un organismo federal de supervisión y una investigación de The Associated Press.

El programa federal, que en un principio pretendía proporcionarles refugio seguro a niños vulnerables que huyen de situaciones peligrosas en otras latitudes, se ha ampliado considerablemente en los últimos dos años. Tres meses después de que Trump asumiera la presidencia había 2,720 jóvenes migrantes al cuidado del gobierno. En la actualidad, el sistema cuenta con 16,000 camas para niños migrantes.

Información gubernamental confidencial obtenida y verificada por la AP muestra que, al acercarse el fin de año, unos 9,800 niños migrantes detenidos se encuentran en instalaciones que albergan a más de 100 niños en total, incluidas las de Tornillo y Homestead.

La Academia Estadounidense de Pediatría y muchos expertos advierten que los niños no deben ser internados en grandes grupos, ya que la experiencia de tratar a los jóvenes migrantes como si fueran dientes de un engrane en una gran máquina puede tener graves consecuencias psicológicas y causar traumas de por vida.

Weber ha dicho que albergar a niños en instalaciones grandes, aunque no es lo ideal, es una mejor alternativa que detenerlos por largos períodos en oficinas de la Patrulla Fronteriza mal equipadas para atenderlos.