AMELIA YÁNEZ – Cambiando la vida de más de 450 mujeres en Cincinnati

Por ELVIA SKEENS

elviaskeens@gmail.com

CINCINNATI, Ohio (La Jornada Latina) — Cuando la joven Amelia Yánez se mudó a Estados Unidos en el año 2000 jamás imaginó que alguna vez sus experiencias personales influirían extraordinariamente para hacer la diferencia en la comunidad hispana, logrando cambiar el estilo de vida de más de 450 mujeres en Cincinnati.

Amelia Yáñez, de México, es una de las cinco “mujeres empoderadas” que serán premiadas el 10 de junio de 2018 durante la primera Conferencia Regional de Mujeres de TSJ Media. Yáñez es instructora voluntaria de las disciplinas Boot Camp, Zumba y Strong by Zumba en el Centro Hispano Su Casa. (Fotografía de Chris Mclachlan)

Amelia, una entrenadora personal mexicana, con dos licencias para enseñar Zumba y capacitación profesional sobre nutrición y control de la diabetes, se ha convertido en mentora de liderazgo para que las mujeres se enfoquen en estilos más saludables, mientras dedica su tiempo como guía y docente voluntaria del programa de ejercicios físicos del Centro Hispano Su Casa.

Siempre con una sonrisa, dulce voz y mucha fuerza para motivar actividad y alimentación sana, Amelia, se ha ganado el corazón de este grupo de participantes con alta autoestima y plena conciencia en la importancia de la buena salud.

“Si logras cambiar el estilo de vida de una mujer, estarás ayudando a toda su familia. Comer sano y mantenerse activos debe ser una prioridad para nuestras familias latinas a fin de prevenir enfermedades cardiovasculares, diabetes, sobrepeso y obesidad, además de males emocionales como la depresión”, dijo a La Jornada Latina, la instructora de fitness del Centro Hispano Su Casa, Amelia Yánez.

Y es que Mely, como cariñosamente le llaman, ya había experimentado situaciones emocionales que la llevaron a subir de peso y padecer depresión.

En México, creció rodeada de hermanos y su madre siempre fue inspiración de fortaleza para luchar, reponerse ante cualquier barrera y seguir adelante.

Dejó su tierra y a su familia en busca de “algo diferente”. Llegó a Nueva York, tras el Sueño Americano, sin hablar inglés, pero armada con mucho optimismo.

Es una “guerrera” sobreviviente de violencia doméstica que, en el momento oportuno, supo decir ¡ya basta! a quien se aprovechó de su vulnerabilidad de inmigrante.

Se armó de valor para escapar del peligro y enterrar el pasado de un círculo vicioso de maltrato sicológico, golpes y humillaciones.

“Fue una etapa de mi vida muy difícil de superar. Son cicatrices que no sanan con facilidad y te afectan emocionalmente, evitando que vuelvas a confiar otra vez”, recuerda Amelia.

Trabajó como mesera en restaurantes, luego se mudó a Pensilvania, donde laboró empacando pizzas congeladas y recibió la bendición de conocer a su esposo Fernando Ortiz, a quien describe como un ángel que le dio luz a su vida.

“Fue difícil darme esa oportunidad de confiar en alguien y entregarle todo mi amor porque realmente estaba destrozada, tratando de recuperarme de un trauma emocional. Pero él llegó en ese preciso momento y me sacó del abismo”, recuerda Mely, quien en los siguientes ocho años se convirtió en madre, dedicándose enteramente a sus hijas y a su “ángel protector”.

En 2009 la familia Ortiz-Yánez escogió a Ohio como el lugar donde sus pequeñas crecerían y se convertirían en adolescentes. Ya April, tiene 16 años; Kayla, 12 y la pequeña Mary, 7.

“Son mi motor, la razón que me impulsa cada día…todo lo hago pensando en ellas. Quiero darles el mejor ejemplo, que aprendan a dar y ayudar a su comunidad sin pensar en recibir nada a cambio porque esta es la verdadera vocación de servicio”.

Amelia piensa de esta manera porque siempre admirará y se inspirará en Jesús para amar y servir al prójimo.

Son valores arraigados a su personalidad que cultivó con su madre y así lo inculca a sus tres retoños.

Desde 2016, cuando empezó con el grupo de Su Casa, siente que cada una de esas 450 mujeres, a quienes ha empoderado para cambiar su estilo de vida, forman parte de su familia.

Ama a sus “valientes” con todo el corazón y cada día les reitera que deben mantener esa mentalidad positiva para el ejercicio y la buena nutrición.

En el próximo verano, aprovechando las largas vacaciones, estará empezando un programa para madres e hijos.

Para contactar a Amelia Yáñez pueden llamarle al (513) 349-4802 o visitar su cuenta de Facebook: “Fitness Mely Reto 90”.

Artículos semejantes