Guillermo del Toro triunfa en un #OscarTanLatino

Por SIGAL RATNER-ARIAS

LOS ÁNGELES, California (AP) — Guillermo del Toro se alzó con los Premios de la Academia a la mejor dirección y la mejor película con su fastuoso romance entre una mujer muda y una criatura marina “The Shape of Water”. Sebastián Lelio le dio a Chile su primer Oscar con “Una mujer fantástica” y la cinta animada “Coco” también triunfó.

Lista de ganadores de los premios Oscar

Guillermo del Toro reacciona tras ganar el Oscar al mejor director por “The Shape of Water”, el domingo 4 de marzo del 2018 en el Teatro Dolby de Los Angeles. (Foto por Chris Pizzello/Invision/AP)

“Soy un inmigrante, como mis compadres Alfonso (Cuarón), Alejandro (González Iñárritu), como Gael (García Bernal), como Salma (Hayek) y muchos, muchos de ustedes”, expresó el realizador evidentemente emocionado al recibir el reconocimiento a la dirección.

Fue la cuarta vez en cinco años que la estatuilla recayó en un director mexicano, tras las victorias de sus entrañables amigos Cuarón (en 2014 por “Gravity”) y González Iñárritu (en 2015 y 2016, por “Birdman” y “The Revenant”).

Le agradeció a Fox Searchlight porque “en 2014 ellos escucharon una propuesta loca con unos dibujos, una historia y una maqueta y creyeron que esta historia de este ser anfibio y una mujer muda entre musical y thriller iba a funcionar”.

El filme, que encabezaba la lista de nominados con 13 candidaturas, también obtuvo los premios a la mejor música original, de Alexandre Desplat; y el mejor diseño de producción.

Protagonizada por Sally Hawkins como una mujer muda que se enamora de una criatura marina cautiva durante la Guerra Fría, “The Shape of Water” es una carta de amor al cine mismo y a las películas de monstruos, un género que Del Toro combina de manera audaz con el thriller e incluso el musical. Algunos críticos la calificaron como su mejor película desde “El laberinto del fauno”, su feroz cuento de hadas de 2006 que sorpresivamente no le dio entonces a México el Oscar a la mejor cinta extranjera.

La ceremonia de los Premios Oscar tuvo un fuerte sabor latino el domingo por la noche, con presentadores que incluyeron a Eugenio Derbez, Rita Moreno, Lin-Manuel Miranda y Eiza González, y un colorido número musical de “Coco” con García Bernal, Miguel y Natalia Lafourcade, que cantó en español.

De izquierda a derecha, Ashley Judd, Annabella Sciorra y Salma Hayek hablan en la ceremonia de los premios Oscar, el domingo 4 de marzo del 2018 en el Teatro Dolby en Los Angeles. (Foto por Chris Pizzello/Invision/AP)

Salma Hayek, quien reveló en diciembre cómo fue acosada por años por el desacreditado productor de Hollywood Harvey Weinstein en un artículo en el New York Times, copresentó un segmento del movimiento Time’s Up contra la violencia sexual.

“Una mujer fantástica” de Sebastián Lelio, sobre el maltrato al que es sometida una joven transgénero al morir su pareja, se impuso como mejor película extranjera y le dio a Chile su primer Premio de la Academia. Era la segunda producción postulada del país suramericano después de “No” de Pablo Larraín, que compitió en 2013. (Larraín es además coproductor de “Una mujer fantástica”).

“Muchísimas gracias por este increíble regalo”, dijo Lelio al recibir la estatuilla, y destacó a sus productores y su elenco, “en especial al brillante actor Francisco Reyes y la inspiración para esta película, Daniela Vega”.

Vega, cuya interpretación ha sido ampliamente elogiada, lo acompañó en el escenario en un vaporoso y fresco vestido fucsia y más tarde hizo historia como la primera actriz abiertamente transgénero en aparecer como presentadora en los Oscar.

“Coco”, el éxito de Disney Pixar sobre la tradición mexicana del Día de los Muertos, se llevó el premio a la mejor cinta en lengua extranjera y su tema “Remember Me”, de los laureados de Kristen Anderson-Lopez y Robert Lopez (el matrimonio de compositores detrás de “Frozen”), obtuvo el premio a la mejor canción original.

“El mayor agradecimiento es para todo el pueblo de México”, dijo el director del filme, Lee Unkrich, entre fuertes aplausos. “La gente marginada merece sentir que pertenece. La representación es importante”.

Miguel, izquierda, y Natalia Lafourcade interpretan “Remember Me” de “Coco” en los Oscar en los Oscar el domingo 4 de marzo de 2018 en el Teatro Dolby en Los Angeles.(Foto Chris Pizzello/Invision/AP)

El número musical de “Remember Me” comenzó con García Bernal interpretando suavemente el tema en inglés acompañado por una guitarra y se convirtió en una fiesta con Miguel y Lafourcade cantando la versión de la banda sonora en un colorido escenario hecho a semejanza del submundo de la película. Papelillos volaron por todo el Teatro Dolby al final de su actuación.

La ceremonia del Oscar estuvo salpicada por discursos políticos y argumentos apasionados a favor de la diversidad. Jordan Peele ganó el premio al mejor guion original por su sensación del terror “Get Out”, convirtiéndose en el primer afroamericano en lograrlo.

“Dejé de escribir esta película unas 20 veces”, dijo Peele. “Pensé que era imposible, pensé que no funcionaría, pensé que nadie haría esta película”.

Jimmy Kimmel inauguró la ceremonia diciéndoles a los eventuales ganadores que se tomaran un momento antes de subir al escenario, por si acaso. El chiste hizo referencia al célebre error del año pasado, cuando “La La Land” fue anunciada como la ganadora a mejor película cuando el premio era en realidad para “Moonlight”.

Este año la academia prohibió que los representantes de la firma PwC, que manejan los sobres con los nombres de los ganadores el año pasado, usaran sus teléfonos celulares o las redes sociales durante el espectáculo, y vetó a los representantes involucrados con el error, Brian Cullinan y Martha Ruiz, quienes no podrán volver a la gala.

Los que sí regresaron fueron los presentadores del galardón equivocado: los astros de “Bonny y Clyde” Warren Beatty y Faye Dunaway, esta vez con el sobre correcto.

El primer galardón de la noche fue para Sam Rockwell por su actuación de reparto en “Three Billboards Outside Ebbing Missouri”, en la que interpretó a un policía racista. Y, como se anticipaba, el premio a la mejor actriz de reparto fue para Allison Janney por su papel de madre desalmada en “I, Tonya”.

Gary Oldman se consagró como mejor actor por su interpretación de Winston Churchill en “Darkest Hour” y Frances McDormand como mejor actriz por su papel de una madre en busca de justicia para su hija asesinada en “Three Billboards Outside Ebbing, Missouri”.

McDormand, al recibir su premio, le pidió a todas las mujeres nominadas que se pusieran de pie y entonces invitó a los productores de cine a tomar en cuenta sus historias.

Entre otros premios el basquetbolista Kobe Bryant sumó un trofeo a su colección, esta vez por un cortometraje animado, “Dear Basketball”, inspirado en el poema homónimo que escribió al anunciar su retiro.

Durante su número de apertura, Kimmel hizo mención al escándalo de acoso sexual que ha sacudido a Hollywood. Dijo que Weinstein se mereció su expulsión de la Academia y también dijo bromeando que la estatuilla del Oscar era el “hombre más querido de Hollywood: tiene las manos donde uno las puede ver, y no tiene pene”.

En un tono más serio invitó a la audiencia a apoyar los movimientos #MeToo y Time’s Up contra la violencia sexual y por la igualdad de género, así como a participar en la próxima marcha de estudiantes en Washington contra la violencia armada, tras el reciente tiroteo en la escuela de Parkland, Florida.

También prometió un Jet Ski, presentado en el escenario por la actriz Helen Mirren, para aquel que pronunciara el discurso más corto. El ganador fue Mark Bridges, galadonado por el diseño de vestuario de “Phantom Thread”.

Artículos semejantes