Francia arresta a sospechosos de asesinato de niño en 1984

PARÍS — En uno de los casos abiertos más viejos en la historia de Francia, hay una pregunta que no se ha podido responder desde 1984: ¿quién mató a al niño de 4 años Gregory Villemin?

Esta semana, más de 32 años después de que el cuerpo del niño con las manos y pies amarrados fuera sacado de un río en el este de Francia, la policía arrestó el miércoles a su tía y a una tía y tío abuelos.

El fiscal Jean-Jaques Bosc, uno de los tantos fiscales que han estado a cargo del caso del niño conocido como “Pequeño Gregory”, dijo en una conferencia de prensa el jueves que todavía no sabe la identidad del o los asesinos.

“Es un caso muy complicado. No vine a decirles que resolví el caso y que sé quién lo hizo, porque no lo sé”, dijo el fiscal.

Desde que el caso fue reabierto en 2008, algunas pruebas han conducido a resultados “interesantes”, manifestó el investigador. Específicamente, el análisis de la escritura de una amenaza que fue enviada a la familia Villemin un año antes de la muerte del niño guio a los investigadores a detener a la tía abuela.

No obstante, las pruebas de ADN realizadas no mostraron nada que sirviera para resolver el caso, agregó.

La indagatoria que se ha hecho ha mostrado que “varias personas contribuyeron a perpetrar el crimen. Creo que nos estamos acercando a la verdad”, señaló Jaques Bosc.

La abuela fue interrogada el miércoles pero no fue arrestada.

Por ahora los oficiales no informaron sobre sus siguientes acciones. El fiscal dijo que iba a dar otro informe el viernes, cuando el periodo de detención de los arrestados estuviera por acabarse.