Feature Inmigración Noticias Política 

Inmigrantes presos en California demandan a gobierno federal

PORTADA – En esta fotografía del viernes 8 de junio de 2018 pueden verse unos autobuses con inmigrantes detenidos a bordo mientras ingresan a una cárcel federal de Victorville, California. El miércoles 1 de agosto varios inmigrantes demandaron al gobierno de Estados Unidos debido a las condiciones que enfrentan en esa prisión de mediana seguridad. (James Quigg/The Daily Press vía AP, archivo)

Associated Press

RIVERSIDE, California — Varios inmigrantes demandaron el miércoles al gobierno de Estados Unidos debido a las condiciones que enfrentan en una cárcel federal en California desde que el gobierno del presidente Donald Trump intensificó los arrestos en la frontera con México.

En la demanda presentada ante un tribunal federal en Riverside se afirma que las condiciones en la prisión de mediana seguridad de Victorville, California, son demasiado restrictivas para los inmigrantes detenidos en ese lugar mientras aguardan sus audiencias en cortes de inmigración. La mayoría de los inmigrantes detenidos ha solicitado asilo en Estados Unidos.

En la demanda, los inmigrantes también dicen que se les ha privado de sus derechos religiosos al negarles el acceso a una Biblia y al uso de turbantes sij.

“Como resultado del trato inconstitucional que se le ha dado a estos civiles detenidos, muchos han expresado su voluntad de ser regresados, de forma inmediata, a sus países de origen, prescindiendo por completo a sus solicitudes de ayuda por ser inmigrantes, debido a que preferirían enfrentar los peligros en su tierra natal que estar encarcelados en estas terribles condiciones”, se lee en la querella, la cual denuncia una atención médica y alimentación inadecuada e intenta sacar a los detenidos de la prisión.

El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) declinó hacer declaraciones sobre la demanda. La agencia dijo que unos 700 inmigrantes están detenidos en la instalación.

Las autoridades de inmigración comenzaron a enviar en junio a los detenidos a prisiones de Oregon, del estado de Washington y de otras partes para evitar el hacinamiento en instalaciones de inmigración. La Agencia Federal de Prisiones reservó hasta 1,600 camas para colocar a los inmigrantes detenidos a medida que el gobierno de Trump trataba de frenar los cruces fronterizos ilegales y aplicaba un enfoque más duro hacia las solicitudes de asilo.

Desde entonces, los activistas han interpuesto una demanda por separado para obtener acceso a los detenidos en Victorville, de quienes dicen se les privó la asistencia de abogados y de realizar llamadas telefónicas, y fueron colocados en confinamiento durante varios días.

En la demanda presentada el miércoles, la parte acusadora denunció que la prisión no entregó a los detenidos una muda de ropa durante las primeras dos a tres semanas, que solo tenían unas pocas horas a la semana para ejercitarse al aire libre y que no contaban con acceso a ningún programa educativo ni de otro tipo.

En Oregon se presentó una demanda similar sobre las condiciones en una prisión federal en Sheridan, en una zona rural. Abogados de la Unión Americana de Libertades Civiles están involucrados en ambos casos.

Artículos semejantes