Feature Noticias Política Salud 

Trump promulga ley que da esperanza a enfermos terminales

El presidente Donald Trump abraza a Jordan McLinn, quien padece distrofia muscular, luego de promulgar la ley “Right to Try”, en la Casa Blanca, en Washington, el miércoles 30 de mayo de 2018. (AP Foto/Evan Vucci)

Por KEN THOMAS

WASHINGTON, D.C. (AP) — El presidente Donald Trump promulgó el miércoles una ley dirigida a ayudar a las personas con enfermedades terminales para que busquen tratamientos experimentales y la describió como una “libertad fundamental” que ofrecerá esperanza y salvará vidas.

Acompañado por personas que lidian con la esclerosis lateral amiotrófica –también conocida como la enfermedad de Lou Gehrig– y otras enfermedades, Trump promulgó la ley denominada “Right to Try” (Derecho a intentar) y dijo que nunca entendió por qué el asunto demoró años y por qué el Congreso no actuó antes al respecto.

“No había opciones, pero ahora tienen esperanza, realmente tienen esperanza”, expresó Trump. Agregó que “durante muchos años, pacientes, activistas y legisladores han peleado por esta libertad fundamental”.

La Cámara de Representantes aprobó la iniciativa de ley la semana pasada luego de un emotivo debate en el que los republicanos dijeron que el proyecto ayudaría a miles de personas que buscan esperanza. Muchos demócratas dijeron que la iniciativa era peligrosa y que daría falsas esperanzas a los pacientes.

Mientras repartía bolígrafos luego de haber firmado la ley en una mesa, Jordan McLinn de 8 años y quien padece distrofia muscular, debió esperar para abrazar al presidente, generando risas en el auditorio cuando puso su codo sobre la mesa para sostener su barbilla. Trump abrazó entonces a McLinn y lo besó la frente. “Será alguien fantástico”, comentó el presidente a la madre del niño.

El mandatario estuvo acompañado por el secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos Alex Azar, por el comisionado de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) Scott Gottlieb y por algunos de sus aliados en el Congreso, como los senadores Ron Johnson, de Wisconsin, y Joe Donnelly, de Indiana.

Durante su campaña presidencial de 2016, Trump apoyó los intentos para obtener acceso a dichos tratamientos experimentales. Durante su discurso del Estado de la Unión, el presidente dijo que las personas con enfermedades terminales no deberían de viajar de “país en país en busca de una cura”.

La nueva ley daría a las personas diagnosticadas con malestares peligrosos y que han agotado las opciones de tratamiento la posibilidad de tener acceso a medicamentos no aprobados, sin tener que obtener un permiso de la FDA.

Los nuevos medicamentos a menudo se someten a años de pruebas costosas para que los fabricantes busquen y obtengan una autorización de la FDA para comercializarlos.

Artículos semejantes