Facebook: Zuckerberg evidencia brecha generacional con legisladores

El director general de Facebook, Mark Zuckerberg hace una pausa durante su comparecencia ante las comisiones de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes en el Capitolio, el miércoles 11 de abril de 2018. (AP Foto/Andrew Harnik)

Por MAE ANDERSON

NUEVA YORK (AP) — El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, enfrentó el martes y el miércoles interrogatorios por parte de diversas comisiones del Senado y de la Cámara de Representantes para abordar los problemas de privacidad que aquejan a la red social y la necesidad de más regulaciones para la plataforma.

Pero las audiencias en Washington terminaron mostrando a Zuckerberg como un hábil director general de una de las compañías más grandes del mundo, aunque quizá un poco rígido, así como el grado al que gran parte del Congreso parece estar desconectado de la tecnología y otros temas relevantes.

“En gran parte, hasta ahora, esta ha sido una victoria para Facebook y para Mark Zuckerberg, y una enorme confirmación de que (Washington) D.C. es ineficaz”, dijo Scott Galloway, profesor de mercadotecnia en la Universidad de Nueva York.

Las audiencias fueron una gran prueba para Zuckerberg. Facebook se enfrenta al escándalo de privacidad más grande en 14 años luego de que se dio a conocer que la empresa de análisis de datos Cambridge Analytica hizo un mal uso de la información de hasta 87 millones de usuarios.

Algunos miembros del Congreso tienen estudios de informática y otras áreas técnicas, estaban bien familiarizados con el tema e interrogaron a Zuckerberg sobre cómo Facebook rastrea a las personas cuando no están activas en la plataforma y sobre qué cambios tendrá que hacer la red social para proteger los datos. Otros legisladores se enfocaron en preocupaciones como la censura y la parcialidad percibida en el sitio, así como en las políticas de privacidad para los menores de edad.

Sin embargo, muchos legisladores parecían no estar al tanto de los principios básicos de cómo funciona Facebook y realizaron muchas preguntas sencillas.

El miércoles, el representante republicano Gus Bilirakis, de Florida, cuestionó al director general sobre la eliminación de anuncios inapropiados de opiáceos del sitio. Pero también se emocionó al hablar de cuántas personas de su edad y mayores que él utilizan Facebook.

“Mis amigos, mis votantes, todos usamos Facebook”, indicó Bilirakis. “Es increíble para nosotros los mayores poder relacionarnos con nuestros familiares”.

Una parte del problema fue la estructura de las audiencias. Docenas de legisladores solo tuvieron cuatro o cinco minutos para interrogar a Zuckerberg. Así que hubo pocas preguntas duras de seguimiento.

Otro problema fue la edad. El promedio de edad de los senadores en la audiencia era de 62 años, y varios eran octogenarios. El martes, los senadores interrogaron a Zuckerberg con preguntas sobre la extensa política de privacidad de Facebook y su información, pero a menudo parecieron no tener idea de cómo dar continuidad a la plática de Zuckerberg sobre algoritmos y sistemas de inteligencia artificial.

Muchas de las respuestas de Zuckerberg ante el Congreso sirvieron como un curso intensivo para principiantes sobre Facebook, o de información básica sobre el modelo de negocios de la red social. El martes, el senador por Utah Orrin Hatch, de 84 años, que ya había senador por casi ocho años cuando Zuckerberg nació, preguntó cómo funcionaba el modelo de negocios de Facebook dado que la red social no cobra por su uso.

“Senador, tenemos publicidad”, explicó Zuckerberg y sonrió.

El director general volvió a sonreír cuando el senador Lindsey Graham, de Carolina del Sur, preguntó si Facebook era un monopolio.

“Ciertamente no parece de esa forma para mí”, respondió Zuckerberg.

El miércoles, el representante Joe Barton, de Texas, mostró de nuevo la diferencia de edad cuando sostuvo su teléfono y observó que había recibido una pregunta de uno de sus representados “por Facebook”.

“De hecho, yo uso Facebook”, agregó.

La poca profundidad de las preguntas “evidencia que la pericia tecnológica de los senadores no es mucha”, dijo Timothy Carone, profesor de negocios de Notre Dame.

Y ello le permitió a Zuckerberg repetir sus argumentos básicos: que Facebook no posee ni vende datos de los usuarios, que él y otros ejecutivos de su compañía no fueron suficientemente proactivos con Cambridge Analytica pero que han cambiado eso, y que usar inteligencia artificial en las elecciones para detener cuentas falsas es una prioridad.

No obstante, “el verdadero reto comienza ahora”, dijo Richard Levick, director general de la empresa de relaciones públicas Levick. “Todo mundo estará pendiente de lo que haga Facebook de ahora en adelante, y verá si cumple las promesas que hizo hoy”.

Artículos semejantes