Feature Noticias Locales 

RICHARD LONGWORTH

Por MARCO TRUJILLO

mtrujillo@cchbinc.com

CINCINNATI, Ohio — A través del tiempo, los hispanos han sido víctimas de delitos como asaltos, violaciones, amenazas, violencia familiar, tráfico humano, crímenes de odio y racismo, los cuales evitan denunciar porque creen que si reportan un incidente a la policía, su estatus de residencia sin papeles les dejaría vulnerables a las autoridades de inmigración.

Generalmente, en la ciudad de Cincinnati, delitos como estos no se reportaban y, así como sus víctimas, se quedaban en las sombras.

En 2015, el oficial Richard Longworth, llegó a la comunidad como encargado de la oficina de Enlace para los Asuntos de Inmigrantes del Departamento de Policía de Cincinnati (CPD).

¡Su trabajo no era fácil!

En esta fotografía de archivo, el oficial Richard Longworth, quien laboró como enlace entre la Policía de Cincinnati y la comunidad inmigrante, habla durante una conferencia sobre derechos de los inmigrantes en la iglesia La Sagrada Familia, en Price Hill. (LJL/Elvia Skeens)

Entre otras cosas, tenía que ganarse la confianza de la comunidad y hacer que creyeran nada más y nada menos que en la policía…¿difícil verdad?

En la medida que pasaba el tiempo, Longworth se fue envolviendo con diferentes grupos y coaliciones para aprender de las comunidades inmigrantes y lograr identificar los problemas clave.

Con carácter de urgencia se necesitaban estrategias para mejorar la calidad de vida de las comunidades inmigrantes, pero también era indispensable fortalecer las relaciones entre la policía y la comunidad.

Longworth trabajó muy cerca de la comunidad hispana/latina, tan cerca que inclusive viajó a Guatemala para aprender más de la cultura, sus dialectos y de su gente, ¿y qué creen? ¡Richard lo logró!

Con sus experiencias multiculturales, muy consciente de esas necesidades y siempre presente en actividades educativas, celebraciones y tradiciones, los inmigrantes empezaron a confiar en él.

Respeto y confianza

Llegar a una conferencia sobre inmigración en Su Casa, participar en Latino Expo, en La Viña; estar en una feria de salud, una procesión religiosa, una vigilia, una marcha o una convivencia de hispanos o musulmanes, siempre tenía un denominador común: la presencia del oficial Richard Longworth.

De esta manera, logró que los grupos inmigrantes volvieran a creer en la policía y derribó la gran barrera del miedo a reportar delitos.

Para la gente de nuestra comunidad, Richard era el policía a quien llamar si tenían un problema.

Se aseguró de encontrar alternativas que garantizaran la seguridad de su comunidad inmigrante con limitaciones para comunicarse en inglés.

Se ganó la entera confianza en momentos tan difíciles con cambios en políticas administrativas y nuevas maneras de ejecutar las leyes por parte de la administración Trump.

Proyectos y programas

La Policía de Cincinnati logró implementar el uso de tarjetas ESL/LEP para advertir a los oficiales sobre las limitaciones de comunicación en inglés de los conductores-portadores.

La nueva posición de Longworth y sus iniciativas permitieron la revisión del reglamento interno y el manual de procedimientos sobre la interacción policial con personas nacidas en el extranjero.

Longworth también participó como orador y organizador en varios programas de educación comunitaria para crear conciencia y orientar a las comunidades más vulnerables acerca de temas como violencia doméstica, bullying, suicidio, trata de personas, programa de Visas U para inmigrantes víctimas de crímenes e iniciativas con refugiados

Fue un instrumento esencial en el desarrollo del programa de identificación municipal, de MARCC y en la página del “Proyecto Vecindario Seguro”, de Facebook.

Trabajo que deja huellas

El oficial Richard Longworth ha sido reasignado a otra posición y la comunidad no se resigna al repentino cambio.

Algunos residentes hispanos de Price Hill han manifestado preocupación porque desconocen cuál será el destino de iniciativas como “Promotores de justicia”.

“Nos enseñó a sentirnos seguros y como ser personas de bien para ayudarnos unos a otros y servir a nuestra comunidad”, dijo a La Jornada Latina, María García.

“¿Qué va a pasar ahora?…ganarse la confianza de otra persona será muy difícil. El oficial Longworth nunca faltó a sus reuniones, hasta en sus días de descanso estaba ahí muy puntual”, agregó García.

“El impacto que él ha causado en la comunidad ha sido increíble, Richard podía estar en Carthage y al siguiente momento en Price Hill, siempre estaba disponible para contactarle, sin importar la hora. La comunidad se sentía segura con él”, destacó la activista Nancy Sullivan.

El oficial Richard Longworth se caracteriza por su amor a la comunidad, a su carrera y a la institución que representa.

¡Gracias por todo!

Artículos semejantes