Feature Noticias 

Alcaldesa de San Juan critica cese de agua y comida

Por LUIS ALONSO LUGO

WASHINGTON (AP) — La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, dijo el martes que la decisión del gobierno federal estadounidense de suspender el 31 de enero la distribución de agua y comida en Puerto Rico es apresurada.

“El 35% de la población, 700 mil y pico de habitantes, no tienen energía eléctrica”, dijo Cruz desde Washington a reporteros tras pronunciar una conferencia. “Si tú no tienes energía eléctrica, no tienes la capacidad de tener comida en tu casa”.

Para demostrar que aún es necesaria la distribución de alimentos y agua debido a los daños causados por el huracán María, Cruz dijo que en la víspera se vio en la necesidad de llevar agua y leche en polvo a los estudiantes de una escuela pública ubicada en las afueras de la capital que aún no cuenta con electricidad.

“Hay necesidad todavía”, indicó Cruz, quien recibió una invitación de la senadora demócrata por Nueva York, Kirsten Gillibrand, para presenciar el discurso sobre el Estado de la Unión que pronunciará el presidente Donald Trump la noche del martes.

Un grupo de 30 legisladores estadounidenses de ambos partidos enviaron el martes una carta a la agencia federal para el manejo de emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) pidiéndole que continúe el suministro.

“Los exhortamos a que continúen distribuyendo comida y agua en Puerto Rico hasta que la situación en la isla haya mejorado sustancialmente”, reza la misiva distribuida por el representante demócrata de Florida, Darren Soto.

William Booher, director de relaciones públicas de FEMA dijo a The Associated Press que el suministro de su despacho para emergencias “ya no es necesario” porque el reparto comercial de alimentos y agua ya está reestablecido.

Booher agregó que FEMA continuará apoyando a organismos no gubernamentales y voluntarios que atienden a viviendas en áreas rurales o remotas a medida que se va restaurando el suministro de agua y de energía eléctrica.

FEMA señaló que posee en Puerto Rico y listos para distribuir, de ser necesario, 46 millones de litros de agua, dos millones de comidas y dos millones de meriendas. Agregó que hasta la fecha ha distribuido más de 65 millones de botellas de agua y más de 58 millones de comidas y meriendas.

Cruz ha criticado la respuesta del gobierno federal de manera reiterada. En noviembre le asignó una calificación de 10 sobre 100, después de que Trump dijera que la labor fue magnífica y ameritaba 10 de 10.

Artículos semejantes