Feature Noticias 

¿Fumabas marihuana y quieres ser soldado? Ejército lo permite

Por LOLITA C. BALDOR

WASHINGTON (AP) — ¿Fumabas marihuana y quieres ir a la guerra?  No hay problema.

A medida que más estados reducen o eliminan las penas por consumir marihuana, el ejército otorga exenciones a cientos de personas que quieren enrolarse aunque la consumieron en su juventud, siempre que comprendan que no pueden hacerlo mientras revistan en las fuerzas armadas.

El número de exenciones otorgadas por el ejército a fumadores de marihuana ascendió a medio millar este año comparado con 191 en 2016. Hace tres años, no se otorgaban esas exenciones. El gran aumento es uno de los medios con que el mando militar responde a la orden de acrecentar el número de efectivos.

“Mientras comprendan que no pueden hacerlo mientras hacen el servicio militar, daré todas las exenciones que quieran”, dijo el mayor general Jeff Snow, jefe del comando de reclutamiento del ejército.

Las exenciones por consumo de marihuana representan el 25% del total de exenciones otorgadas por mala conducta en el año fiscal que concluyó el 30 de septiembre. Representan el 50% del aumento general de exenciones otorgadas a quienes las necesitaban para algún tipo de mala conducta.

Snow dijo que las cifras probablemente aumentarán a medida que más estados legalizan o despenalizan la hierba.

Ocho estados (Alaska, California, Colorado, Maine, Maryland, Massachusetts, Oregón y Washington) y la capital del país han legalizado la posesión de marihuana para el consumo propio por adultos. Otros 13 estados la han despenalizado, lo que significa que la posesión de una pequeña cantidad es el equivalente de una infracción de tránsito u otra menor que no se castiga con cárcel. Otros 29 estados junto con la capital y los territorios de Puerto Rico y Guam permiten el consumo con fines medicinales.

Últimamente el Congreso y otros ámbitos han expresado preocupación por la caída en la calidad de los nuevos reclutas.

Datos del ejército revelan que más de 8,000 reclutas recibieron exenciones en 2017, comparado con 6,700 el año pasado. La mayoría fueron por razones de salud física o mental.

Casi 2% de los reclutas eran de “categoría cuatro”, o sea que obtuvieron 31 puntos o menos de un total de 99 en el examen de aptitudes. En 2016 esa categoría era de apenas 0.5%.

El ejército incorporó casi 69,000 reclutas este año, unos 6,000 más que el año pasado.

En entrevista con The Associated Press, Snow dijo que preguntó a sus superiores si podría incorporar más reclutas de la categoría cuatro para cumplir con los objetivos de enrolamiento. Prometió que permanecería muy por debajo del límite del 4% que impone el Pentágono.

Artículos semejantes