Feature Noticias Política 

Trump respalda plan republicano camino a una reforma fiscal

Por ANDREW TAYLOR (Associated Press)

WASHINGTON — El presidente Donald Trump tuiteó el jueves su respaldo a un proyecto republicano de presupuesto y dijo que era “primer paso hacia grandes recortes de impuestos”, pero insinuó que no está totalmente confiado en que la medida será aprobada.

Los líderes republicanos del Senado avanzaban a una votación por la noche con cierto grado de certeza de que será aprobada, ya que un solo senador del bloque, Rand Paul, expresó oposición al proyecto.

El proyecto de 4 billones de dólares soslaya las inquietudes republicanas acerca del déficit con tal de avanzar en la reforma fiscal a la que adhieren tanto la extrema derecha como los moderados. El proyecto no vinculante allanaría el terreno para una ley impositiva en los próximos meses sin temor a una táctica dilatoria por parte de los demócratas, y agregaría 1.5 billones de dólares al déficit en los próximos 10 años.

“Republicanos van por aprobación del gran Presupuesto hoy, primer paso hacia grandes recortes de impuestos. Creo que tenemos los votos, ¿pero quién sabe?”, tuiteó el presidente.

La reforma fiscal, siempre la gran prioridad de la agenda legislativa republicana para este año, adquirió mayor premura tras la incapacidad del partido para cumplir su antigua promesa de derogar la ley de seguro de salud del presidente Barack Obama.

La Cámara de Representantes aprobó su versión la semana pasada. Incluye recortes que no agrandarían el déficit y emparejan la medida con recortes de gastos por 200,000 millones de dólares a lo largo del próximo decenio. Los dos proyectos buscan derogar una antigua prohibición de buscar petróleo y gas en el prístino Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico.

Bajo las normas bizantinas del Congreso para aprobar el presupuesto, se supone que la resolución no vinculante esboza un marco fiscal a largo plazo para el gobierno. Por ejemplo, la medida de este año incluye recortes de 473 millones de dólares al plan de salud para ancianos e Medicare a lo largo de 10 años y más de 1 billón de dólares en recortes al Medicaid, el plan de asistencia médica a pobres y discapacitados. En total, los senadores republicanos quieren reducir el gasto en más de 5 billones de dólares en 10 años, aunque no indican de dónde provendrían los recortes.

Artículos semejantes